Escucha esta nota aquí

El presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a declararse este sábado (05.12.2020) víctima de un robo en las elecciones que perdió en noviembre, y durante su primer mitin poselectoral aseguró que será el ganador final de los comicios.

"Vamos a ganar estas elecciones", afirmó el mandatario ante una multitud de seguidores en Valdosta, en el estado de Georgia. "Está amañado", añadió respecto a la victoria del demócrata Joe Biden.

Pese a los crecientes casos de coronavirus en todo el país, pocos asistentes al mitin portaban mascarillas y muchos no respetaban las medidas de distanciamiento social.

En el acto participó también la primera dama, Melania Trump, que dio un corto discurso antes de la intervención del presidente.

El magnate republicano viajó a Georgia para hacer campaña a favor de los dos candidatos republicanos al Senado que disputarán dos comicios en segunda vuelta el próximo 5 de enero, en una elección con gran relevancia a nivel nacional.

Los resultados decidirán qué partido controla finalmente el Senado de Estados Unidos, por lo que Trump optó por seguir en la línea de sus ataques frontales a los demócratas.

"Los votantes de Georgia determinarán qué partido dirige cada comité, redacta cada artículo legislativo, controla cada dólar del contribuyente", subrayó.

"Muy simple, van a decidir si sus hijos crecen en un país socialista o si lo hacen en un país libre", lanzó Trump.

Georgia, estado clave

Biden ganó por unos 12.000 votos en Georgia. Un recuento de los sufragios confirmó la victoria del demócrata, pero eso no impidió que, según la prensa estadounidense, Trump llamara el sábado al gobernador de este estado del sur, el republicano Brian Kemp, para pedirle que presionara a los legisladores de Georgia con el fin de anular el resultado.

Hay mucho juego en la segunda vuelta de las elecciones en este estado. El expresidente Barack Obama lo dejó claro en un mitin virtual el viernes, cuando dijo que los comicios en Georgia "van a determinar en última instancia el curso de la presidencia de Biden".

Si los contendientes demócratas Raphael Warnock y Jon Ossoff derrotan a los republicanos Kelly Loeffler y David Perdue, el Senado se dividirá en dos bancadas de 50 miembros, lo que significa que la vicepresidenta demócrata Kamala Harris tendrá el voto decisivo, como dicta la Constitución.

La carrera ha atraído una atención enorme: donantes de todo el país han entregado cientos de millones de dólares, y figuras tan destacadas como Obama, el vicepresidente Mike Pence -y ahora el propio Trump- luchan por impulsar la participación de los votantes.


Comentarios