Escucha esta nota aquí

El presidente de EEUU, Donald Trump, reconoció ayer que “desafortunadamente” los demócratas cuentan con los votos para proceder con la apertura del juicio político en su contra, pero aseguró que el Senado, de mayoría republicana, le absolverá ya que es “un fraude”.

“Los demócratas, desafortunadamente, tienen los votos” para llevar “fácilmente” adelante el proceso, indicó Trump en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca.

Aunque, advirtió, “van a pagar un tremendo precio” de cara a las elecciones presidenciales del próximo año si finalmente se lleva a cabo el juicio político.

El mandatario expresó su confianza en que los republicanos, con mayoría en el Senado y donde se decidirá en última instancia el proceso, se pondrán de su lado.

“Tenemos una gran relación con el Senado. Los senadores ven esto como un fraude”, remarcó.

La Cámara de Representantes, presidida por la demócrata Nancy Pelosi, necesita una mayoría simple de 218 legisladores para enviar los cargos de acusación al Senado. Los demócratas ocupan 235 escaños los 435 de esa Cámara.

El Senado, por su parte, debería contar con el respaldo de dos tercios de la cámara, 67 senadores, para destituir al presidente, algo que actualmente parece poco factible dada la mayoría republicana en la cámara alta.

El país vive un terremoto político después de que Pelosi anunciase la semana pasada una investigación para iniciar un posible juicio político contra Donald Trump.