Escucha esta nota aquí

Twitter volvió a adoptar decisiones drásticas contra un líder internacional, y este sábado suprimió un mensaje publicado por el guía supremo iraní, Alí Jamenei, quien afirmaba que era imposible confiar en las vacunas estadounidense y británica contra el nuevo coronavirus. La red social consideró que ese tuit violaba sus reglas y optó por eliminarlo.

"Está prohibido importar vacunas hechas en Estados Unidos o en el Reino Unido. No podemos confiar en ellos. No es imposible que quieran contaminar a otras naciones", decía el mensaje de Jamenei, que reproducía parte de un discurso suyo. El mensaje, que estuvo en la red durante el viernes, fue suprimido. "Este tuit ya no está disponible porque viola las reglas de Twitter”, indicó la red social.

El mensaje, que también mencionaba a vacunas francesas, iba en la línea con el discurso habitual del líder, que tiene la palabra final en todas las decisiones que se toman en el país. Jamenei normalmente hace comentarios sobre asuntos de política internacional que incluyen a Estados Unidos. Sin embargo, un tuit en el mismo sentido, pero en la cuenta de Jamenei en farsi, sigue disponible.

Twitter, bajo presión

Jamenei sí dio su aprobación a otras vacunas producidas en lugares "seguros”. La Medialuna Roja iraní informó, ante esta nueva indicación, que no importará miles de dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech donadas por organizaciones de beneficencia. Irán comenzó en diciembre las pruebas en personas de su propio preparado, que espera poder distribuir en la primavera.

Twitter se encuentra bajo enormes presiones, dentro y fuera de Estados Unidos, para que censure la información que pueda ser considerada como falsa, o apología de la violencia, racismo, etc. La compañía publicó reglas al respecto en diciembre, y el viernes anunció que suspendía la cuenta del presidente estadounidense Donald Trump. Medios conservadores estadounidenses habían criticado que líderes como Jamenei, por ejemplo, mantuvieran cuentas operativas pese a usar tonos agresivos contra EE.UU.

Irán es el país de Medio Oriente más afectado por la pandemia, con más de 1,2 millones de contagiados y sobre 56.000 fallecidos.

Comentarios