Escucha esta nota aquí

La Unión Europea justificó este miércoles su lenta marcha hacia la autorización de una vacuna contra el Covid-19, después de la luz verde de las autoridades británicas a la producida por el laboratorio Pfizer/BioNTech.

"Lo importante no es ser el primero (en la aprobación), sino tener una vacuna que sea segura y eficaz", dijo el ministro alemán de Salud, Jens Spahn, durante una videoconferencia con sus homólogos de la UE.

En la jornada, el gobierno británico autorizó la vacuna de Pfizer/BioNTech, al tiempo que los países de la UE aún aguardan una decisión de la Agencia Europea de Medicamentos (AEM).

Esta agencia estaba basada en Londres hasta el año pasado pero fue transferida a Amsterdam, en Holanda, como parte del proceso de divorcio del Brexit.

Ahora, mientras los países de la UE esperan la autorización de una vacuna por parte de la AEM, Hungría ya comenzó a recibir dosis de la vacuna rusa Sputnik, en una decisión que generó preocupación en Bruselas.

En la videoconferencia de este miércoles, Spahn adelantó que habría una reunión con la AEM el 11 de diciembre para evaluar el progreso antes de tomar una decisión sobre cuál de las vacunas competidoras sería licenciada.

"Es una cuestión de experiencia, obviamente, y de autorización. Pero como hemos visto por los comentarios del Reino Unido, también es una cuestión política para la UE", señaló.

El ministro apuntó que "existen diferentes procedimientos y enfoques", que el Reino Unido se apoya en "una autorización rápida de emergencia. En ese sentido, preferiremos tener un procedimiento condicional regular, probado y comprobado, que podría producir alguna diferencia en los tiempos" en que se adoptan decisiones.

La Comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides, puso de relieve la importancia de explicar con claridad los procedimientos a la población, para que confíe en las vacunas.

La AEM adelantó que podría emitir una autorización a fines de diciembre.


Comentarios