Escucha esta nota aquí

Por RFI

El fin de semana tuvo lugar un inusual ataque informático en Estados Unidos que afectó un importante sistema de control industrial : 'Colonial Pipeline', uno de los mayores operadores de oleoductos de ese país. Esa empresa transporta gasolina y combustible para aviones desde la Costa del Golfo de México hasta la costa este.

Por el momento, no hay fecha para la reapertura completa del servicio. Solo se ha reabierto una pequeña parte de la inmensa red de ductos.

El fin de semana, tras detectar el ataque, fueron desconectados algunos sistemas como medida de precaución para contener la amenaza.

Colonial Pipeline transporta gasolina y diésel por casi 9000 kilómetros del territorio estadounidense. Es el operador de oleoductos más grandes del país en volumen, y transporta diariamente 2,5 millones de barriles de gasolina, diésel, combustible para aviones y otros productos refinados del petróleo.

Expertos en ciberseguridad hicieron un llamado para mejorar la supervisión de la industria y prepararse mejor para futuras amenazas.

"Este ataque es inusual para Estados Unidos. Pero la conclusión es que los ataques dirigidos a la tecnología operativa [los sistemas de control industrial en la línea de producción o en la planta] son cada vez más frecuentes", dijo Algirde Pipikaite, líder de estrategia cibernética en el Centro de Ciberseguridad del Foro Económico Mundial.

"A menos que las medidas de ciberseguridad estén integradas en la fase de desarrollo de una tecnología, es probable que veamos ataques más frecuentes a sistemas industriales como oleoductos y gasoductos o plantas de tratamiento de agua", agregó. 




Comentarios