Escucha esta nota aquí

Un cohete hizo impacto en la noche del lunes en las proximidades de la embajada estadounidense en Bagdad, en la llamada Zona Verde de la capital iraquí, dijeron a AFP fuentes del sector de seguridad.

Este ataque ocurre luego de más de dos docenas de intentos semejantes contra esa representación diplomática desde octubre pasado, y apenas dos semanas después de la formación del nuevo gobierno en Irak, que espera poder mejorar las relaciones con Estados Unidos.

El estallido pudo ser percibido en toda la capital iraquí y provocó el disparo de las sirenas de alarma en toda la zona donde está situada la embajada estadounidense.

"El cohete causó daños materiales pero no provocó víctimas", dijo a la AFP un funcionario de los servicios de seguridad iraquíes.

El ataque no ha sido reivindicado, como lo fueron las tentativas anteriores, pero tradicionalmente Estados Unidos responsabiliza a las facciones iraquíes pro iraníes de estar detrás de los disparos.

Los lanzamientos de cohetes, que ya han provocado la muerte de personal armado estadounidense, británico e iraquí, tensaron severamente las relaciones entre Irak y Estados Unidos.

Las tensiones alcanzaron un punto de ebullición en enero de este año, cuando Estados Unidos mató al general iraní Qasem Soleimani y al comandante iraquí Abu Mahdi al-Muhandis, en un ataque con aviones no tripulados en Bagdad.

Pero Estados Unidos e Irak esperaban restablecer la relación bilateral con la llegada al poder del primer ministro Mustafa al Kazimi, a principios de este mes, con conversaciones ya previstas para junio.