Escucha esta nota aquí

Un experimentado especialista de salud advirtió este miércoles a legisladores estadounidenses que la lucha contra el nuevo coronavirus puede ser "larga y difícil", y urgió a expandir significativamente la realización de pruebas para detener la pandemia. 

Tom Frieden, quien fuera director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en la administración de Barack Obama, dijo que el Gobierno debe prepararse mejor para vencer una enfermedad que ha devastado a Estados Unidos y gran parte del mundo. 

"Hasta que tengamos una vacuna efectiva, a menos que ocurra algo inesperado, nuestro enemigo viral estará con nosotros durante muchos meses o años", dijo Frieden a un panel de la Cámara de Representantes, en la primera audiencia del Congreso que aborda la respuesta federal a la pandemia. 

"Estamos apenas al principio", agregó Frieden, quien encabezó la respuesta de Estados Unidos al brote de ébola en 2014 y encabeza la iniciativa internacional de salud Resolve to Save Lives. 

Estados Unidos, el país más golpeado por el virus, tiene hasta el momento 1,2 millones de infecciones confirmadas, con más de 71.000 muertes.

Frieden advirtió que el número de fallecimientos alcanzará los 100.000 hacia fines de mayo, sobre todo si la respuesta no se refuerza sustancialmente.

"La conclusión es que nuestra guerra contra el Covid-19 será larga y difícil", dijo Frieden.

En un momento en que muchos estadounidenses están ansiosos por volver a la normalidad, y algunos estados emprenden la reapertura de sus economías, el experto pidió precaución y abogó por destinar más fondos para expandir el alcance de las pruebas de coronavirus, aumentar el rastreo de contactos de los infectados e incrementar la capacidad de la salud pública.