Escucha esta nota aquí

Un uniformado fue herido gravemente por una bala en un ataque a un helicóptero de la Policía de Chile, que sobrevolaba una zona de conflicto con la etnia mapuche, informó este domingo el gobierno de la región Biobío (sur).

El hecho ocurrió el sábado por la noche cuando la aeronave realizaba un vuelo cerca de la comuna de Tirua (550 km al sur de Santiago), donde horas antes desconocidos atacaron con armas de fuego a un vehículo policial.

"El helicóptero recibió un ataque directo con una bala de proyectil que hirió a un aspirante a oficial de Carabineros, a quien le impactó el proyectil por la espalda, y que penetró el fuselaje de la nave", declaró Rodrigo Díaz, gobernador del Biobío, a medios locales.

El herido es hijo del jefe de la Policía de la provincia de Arauco, Mario López, quien también se encontraba en la aeronave, que logró aterrizar sin problemas.

El aspirante a oficial fue trasladado a un hospital de la ciudad de Concepción, donde fue operado y se encuentra grave, según el informe médico.

Los ataques se registraron en una zona donde grupos vinculados a la etnia mapuche, la mayor de Chile, han sostenido enfrentamientos con la Policía en apoyo a la lucha por la reivindicación de tierras.

Ataque relacionado con robo de madera

El gobierno estableció que el ataque no tenía que ver con las demandas indígenas y que se trataría de un grupo de delincuentes dedicados al robo de madera.

"Estas son acciones delictuales que intentan proteger el robo de maderas amparado en las reivindicaciones mapuches", dijo Mahmud Aleuy, subsecretario de Gobierno.

El gobernador Díaz anunció que demandará ante la justicia a los responsables del ataque, mientras la Policía inició una investigación sobre la presencia del aspirante a oficial en el helicóptero.

Patrulla atacada por desconocidos


Una patrulla de carabineros fue atacada este sábado por un grupo de desconocidos armados en el municipio chileno de Tirúa, en la región sureña de Biobío, sin que se registraran heridos.

Según informe oficiales, pese a que el vehículo recibió varios disparos de escopeta, ninguno de los cuatro policías que se encontraba en su interior resultó herido.

Este ataque viene a sumarse a otros similares que han ocurrido en esa zona y más al sur de Chile, específicamente en la región de La Araucanía, donde el pasado miércoles fueron atacados con bombas dos cuarteles policiales.

Bomba en comisaría de Temuco

En la ocasión, un carabinero resultó herido tras la detonación de una bomba colocada en una comisaría de Temuco, mientras que otro artefacto similar fue lanzado contra un cuartel de la Policía de Investigaciones (PDI) en la misma ciudad, pero estalló después de ser activada por artificieros de la Policía.

Por estos dos atentados, el Ministerio del Interior chileno presentó una querella por infracción a la ley antiterrorista contra quienes resulten responsables.

El ministro de Interior, Rodrigo Peñailillo, aseguró este viernes que nadie se puede "sentir con la libertad de colocar artefactos explosivos y atentar contra instituciones".

"Invocamos la ley antiterrorista por estos atentados condenables y que, por supuesto, tienen que ser sancionados drásticamente", dijo Peñailillo.

En los últimos años, varios mapuches, policías y agricultores han muerto de forma violenta en la Araucanía, a 600 kilómetros al sur de Santiago, donde además han sido procesados y condenados varias decenas de comuneros, mientras persisten las reclamaciones de los indígenas por la propiedad de tierras que consideran ancestrales.