Escucha esta nota aquí

Un hombre fue detenido este martes por inventar empleados de su compañía, a los que puso el nombre de celebridades, y obtener así tres millones de dólares en ayudas para las pequeñas empresas, con los que se compró, entre otras cosas, un coche de lujo y un Rolex. 

El hombre de 24 años tenía una compañía, pero ésta solo empleaba a 14 personas, según un comunicado del Departamento de Justicia. 

Para aumentar su personal y cobrar más ayudas del gobierno estadounidense en el marco de la pandemia de Covid-19, el detenido usó el nombre de 90 actores, deportistas y personalidades públicas, como el de un presentador del famoso programa de televisión Good Morning America y un exjugador de la liga profesional de fútbol americano. 

En base a esa nómina falsa, pidió préstamos por un valor de siete millones de dólares, de los que cobró 2,8 millones. 

Con ese dinero alquiló un apartamento de lujo por 17.000 dólares al mes, se compró un Mercedes de 80.000 dólares y un reloj Rolex de oro por un precio de 40.000 dólares. 

También transfirió 880.000 dólares a cuentas en Taiwán, Reino Unido, Corea del Sur y Singapur. 

Ese taiwanés, que llegó a Estados Unidos con un visado de estudiante y se hace llamar "emprendedor serial", comparecerá ante un juez este martes. 

Los préstamos que cobró forman parte del programa del gobierno federal para ayudar a las pequeñas y medianas empresas a pagar los sueldos de sus empleados a pesar de la pandemia. 

A principios de agosto, un habitante de Texas fue detenido por un fraude similar. Con el dinero también adquirió un Rolex, pero fue más ambicioso al elegir un auto: compró un Lamborghini de 200.000 dólares.