Escucha esta nota aquí

Un salvadoreño detenido en una cárcel migratoria de Estados Unidos falleció por el nuevo coronavirus, informaron las autoridades este jueves, en la primera muerte ligada a esta enfermedad respiratoria reportada en estos centros catalogados por activistas como una "trampa mortal" en la pandemia.

Carlos Escobar Mejía, de 57 años, fue declarado muerto a las 2:15 locales (9:15 GMT) del miércoles en un hospital de National City, a una media hora del centro de detención de Otay Mesa en California, indicó el servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), responsable de estas instalaciones, en un comunicado.

"Fue hospitalizado el 24 de abril después de mostrar síntomas relacionados con Covid-19", indicó el texto, en el que aclaró que "la causa preliminar de muerte fue catalogada como indeterminada".

Sarah Sweeney, portavoz de la agencia de Salud del condado de San Diego, que abarca Otay Mesa, dijo más temprano que Escobar había muerto "por complicaciones de Covid-19".

Su familia y las autoridades salvadoreñas fueron informadas de la muerte, indicó la Policía migratoria, que abrió una investigación sobre el asunto.

El ICE indicó que al momento de su detención, el 10 de enero, Escobar mostraba hipertensión e informó que sufría de diabetes, dos condiciones agravantes del Covid-19.

Su muerte es la primera registrada en los centros de detención de Estados Unidos, donde hasta ahora se registran 705 casos del virus, 132 solo en Otay Mesa, según cifras oficiales.

Estados Unidos es el país más impactado por el nuevo coronavirus, con más de 1,2 millones de casos y casi 75.000 muertes.