Escucha esta nota aquí

Estados Unidos debe comenzar a considerar el uso de la fuerza militar para llevar ayuda a Venezuela, dijo ayer el senador estadounidense Rick Scott, exgobernador de Florida, invocando un fantasma “del que nadie quiere hablar”.

“Queda una sola opción para llevar ayuda al pueblo de Venezuela, y es algo de lo que nadie quiere hablar. Se está haciendo claro que tendremos que considerar el uso de los activos militares estadounidenses para llevar ayuda”, dijo Scott en un discurso en Washington.

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó -reconocido como presidente interino por Washington y medio centenar de países- intentó el 23 de febrero hacer ingresar ayuda humanitaria pero fracasó debido al férreo bloqueo del gobernante Nicolás Maduro.

Ayer, Venezuela anunció que espera la llegada de nuevas misiones militares rusas, luego del arribo en marzo de dos aviones rusos con 99 militares y 35 toneladas de material.

“Maduro y sus matones no nos dejan alternativa”, dijo Scott. “No debemos parecer débiles ante la determinación de los chinos, los rusos y los cubanos de apoyar a Maduro”. “Nuestros adversarios se cuestionarán nuestras intenciones y nuestra determinación. En resumen: no piensan que hablamos en serio”.

Por otro lado, la ONU celebró ayer el acuerdo entre el Gobierno de Venezuela y la Cruz Roja para que esta organización aumente su ayuda y dijo que sigue discutiendo con las autoridades la mejor forma de ampliar su propio programa de asistencia.

Comentarios