Escucha esta nota aquí

Un sismo de magnitud 7,7 sacudió en la madrugada del jueves el sur del Pacífico y generó un pequeño tsunami que activó todas las alertas, pero finalmente fueron desactivadas.

El sismo se produjo hacia las 00:20 locales (13:20 GMT del miércoles) a unos 415 kilómetros al este de Vao, en Nueva Caledonia, y a unos 10 kilómetros de profundidad, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico (Estados Unidos) emitió un aviso a raíz del terremoto, y poco después lo hicieron Nueva Zelanda y Australia.

Una ola de 0,3 metros llegó a Fiyi, confirmó el departamento de sismología de la nación insular mediante un tuit, sin más detalles.

Después de unas horas, el centro estadounidense, con base en Hawái, indicó que "a partir de todos los datos disponibles, la amenaza de tsunami tras este sismo ya pasó".

Las fluctuaciones de 30 centímetros "por encima o por debajo del nivel normal de las mareas podrían ocurrir de todas formas en las próximas horas", añadió.

La Agencia Australiana de Meteorología había previamente aludido a una amenaza concreta para la isla de Lord Howe, a unos 550 kilómetros al este del continente australiano.

El USGS había informado en un primer momento de una magnitud de 7,9, que rebajó a 7,5 y volvió a subir hasta 7,7.

Las autoridades de Nueva Zelanda pidieron a los residentes en la costa norte que se alejaran de las playas y de la primera línea de mar.

"Prevemos que las áreas costeras de Nueva Zelanda experimentarán fuertes corrientes inusuales e impredecibles" tras el sismo, indicaron.

Todo el norte de Nueva Zelanda, así como una amplia franja de costa al este de la isla, estaban concernidos por la alerta.

Además de Nueva Caledonia, las islas de la Lealtad, también bajo dominio francés, resultaron afectadas por el fuerte temblor.

Nueva Caledonia se sitúa en el suroeste del Pacífico, unos 1.500 km al este de Australia.

La región afectada por el terremoto forma parte del Cinturón de Fuego del Pacífico, una de las zonas con mayor actividad sísmica del planeta.

En enero, más de 100 personas murieron en un sismo de magnitud 6,2 en la ciudad de Mamuju, en la isla indonesia de Célebes.

El peor terremoto de la historia reciente fue el de magnitud 9,1 que se registró en la isla indonesia de Sumatra en 2004. El tsunami que generó repercutió en países a miles de kilómetros de distancia, y el saldo total fue de unos 220.000 muertos.

Comentarios