Escucha esta nota aquí

Un surfista australiano de 29 años sobrevivió tras sufrir graves heridas producto del ataque de un tiburón, nadar hasta la orilla y caminar unos 300 metros en busca de ayuda, informan medios locales.

El hecho ocurrió mientras la víctima surfeaba frente a las costas de la isla Canguro, al sur del estado de Australia Meridional.

"Estaba sentado sobre mi tabla cuando sentí un golpe a mi costado izquierdo. Fue como si hubiese sido arrollado por un camión", escribió posteriormente el hombre desde el hospital.

Y añadió: "Me mordió alrededor de la espalda, un glúteo y codo y arrancó un trozo de mi tabla. Pude echar un vistazo al tiburón cuando me soltó y desapareció".

Una vez en tierra firme, el surfista caminó hasta un estacionamiento donde se topó con varios paramédicos que habían llegado al lugar para descansar y que le proporcionaron los primeros auxilios.

"Lo estabilizamos al costado de la ruta, tratamos sus heridas y aliviamos su dolor. El joven sufrió graves laceraciones en su espalda, costado y muslo. Estas heridas encajan con la mordida de un tiburón bastante grande", expresó el paramédico Michael Rushby.

El sobreviviente manifestó sentirse "increíblemente afortunado" y "optimista de alcanzar una recuperación completa".

Comentarios