Escucha esta nota aquí

Desde su irrupción a fines de 2019, científicos han identificado varias cepas o variantes del Sars-CoV-2, el microscópico patógeno causante del Covid-19 y responsable de la peor pandemia del planeta en los últimos 100 años.

Pero ahora, la nueva mutación, bautizada S-D614G y descubierta en Malasia, desconcierta y preocupa a los científicos, porque se estima que esta variante es 10 veces más contagiosa que las conocidas hasta ahora.

Malasia ya ha registrado 45 casos y según Noor Hisham Adbullah, director general de salud de ese país, la nueva cepa todavía está en investigación. Sin embargo, los estudios preliminares ya arrojan que se trata de un nuevo tipo de coronavirus, tal vez una evolución del Sars-CoV-2.

Aunque el origen de esta nueva cepa es desconocido, las investigaciones preliminares apuntan que habría llegado a través de un paciente procedente de India que llegó a Malasia hace unas semanas vía aérea.

La cepa ha generado preocupación en el sudeste asiático. En declaraciones a la prensa local, la subsecretaria de Salud de Filipinas, Maria Rosario Vergeire indicó que “se cree en principio que tiene una mayor posibilidad de transmisión o infecciosidad'‘, aunque dijo que “todavía no hay suficiente evidencia sólida para decir que eso sucederá”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que no tienen información sobre una supuesta variación del coronavirus, que lleve a una enfermedad más agresiva, pues según los estudios realizados, se ha concluido que el virus es más contagioso pero no más letal.

Ricardo Soto-Rifo, investigador del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, explica que es una cepa antigua que según Gisaid (sitio que recopila más de 50 mil secuenciaciones de genoma de Sars-CoV-2), comenzó a circular de manera frecuente a partir de febrero de este año y es la predominante en Europa, Estados Unidos y también en América del Sur.

“En marzo ya representaba un 26% de las secuencias disponibles y en mayo ya era un 70. Probablemente en Chile sea el 80% de lo casos, de hecho, esta mutación ya estaba descrita en la primera secuenciación que hizo el Instituto de Salud Pública”, dice.

Según Soto-Rifo, la cepa no era predominante en Asia y el hecho que esté en Malasia, ha llamado la atención de la población. (La Tercera)