Escucha esta nota aquí

Una niña de tres años sobrevivió el pasado fin de semana en Taiwán tras verse arrastrada por los aires durante más de 30 segundos por una cometa (volantín), un incidente inmortalizado por testigos, cuyos videos que se han hecho virales en las redes sociales.

El accidente ocurrió en la ciudad de Hsinchu. En los videos se ve a las personas preparando, animadas, las cometas para un festival, cuando de repente la multitud grita aterrada al darse cuenta que una niña ha quedado enganchada a una de ellas y se eleva por los aires.

Durante 31 segundos, la niña queda suspendida y se ve zarandeada por los fuertes vientos, hasta que los presentes consiguen hacerla bajar a tierra aprovechando un momento en que el viento cede.

La pequeña solo sufrió algunos arañazos en la cara, además del gran susto. Las imágenes han sido vistas por más de 1,6 millones de personas en las redes sociales.