Escucha esta nota aquí

Dos personas, incluyendo una periodista, resultaron heridas luego de que unos simpatizantes sandinistas agredieron este domingo a pedradas a miembros de una coalición opositora en Masaya, en el sureste de Nicaragua, denunciaron los afectados.

La periodista Verónica Chávez y el vocero de la opositora Unión Nacional Azul y Blanco (UNAB), Josué Garay, resultaron con heridas en la cabeza y el cuello a causa de pedradas lanzadas por personas que identifican como seguidores del partido oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

El ataque a los opositores se produjo después de una reunión de la Coalición Nacional, integrada por grupos cívicos y partidos políticos opositores, en Masaya, 30 km al sureste de Managua, para organizar las estructuras departamentales con mira a las elecciones generales de noviembre de 2021. Nos agarraron a pedradas, reventaron vidrios de la camioneta de Félix Maradiaga (dirigente de la Coalición Nacional). Me han herido el lado izquierdo del cuello (...), los policías no hicieron nada para evitarlo, dijo Garay en las redes sociales del bloque opositor.

Saliendo de Masaya nos agarraron a pedradas en las propias narices de la Policía, la Policía no se nos despega...más bien siendo cómplices de los vándalos que desbarataron los vidrios de la camionetas. Pero no nos van a detener, dijo de su lado Maradiaga.

Cómo es posible que habiendo gran cantidad de antimotines, permitieron que pincharan neumáticos de vehículos. A algunas personas los asaltaron, les quitaron sus mochilas, sus teléfonos (...) todo eso enfrente de la Policía, manifestó el líder campesino Medardo Mairena, otro de los afectados.

La Policía no se había pronunciado sobre los incidentes en Masaya. Desde tempranas horas patrullas de la Policía y agentes antimotines habían sitiado el local de la reunión. Maradiaga denunció también que él y otros miembros de la oposición fueron perseguidos y detenidos varias veces en la carretera por la Policía cuando se dirigían de Managua a Masaya. La agrupación denunció incidentes semejantes en León (oeste), donde se reunieron el sábado, y en otras ciudades.