Escucha esta nota aquí

La Unión Europea (UE) pretende que haya un puerto de carga único para los teléfonos móviles, las tabletas y los auriculares.

Es una propuesta de la Comisión Europea presentada el jueves en un iniciativa sin precedentes a nivel mundial, que afectará a Apple, fabricante del iPhone, más que a sus rivales.

La medida lleva más de 10 años en preparación, y el ejecutivo de la Unión Europea ha prometido que aportará beneficios medioambientales y un ahorro anual de 250 millones de euros (USD 293 millones) para los usuarios.

Según la propuesta de la Comisión, un conector USB-C se convertirá en el puerto estándar para todos los teléfonos inteligentes, tabletas, cámaras, auriculares, altavoces portátiles y consolas de videojuegos de mano.

Los cargadores también se venderán por separado de los dispositivos electrónicos.

El ejecutivo de la UE revisará próximamente su reglamento de diseño ecológico para que la fuente de alimentación externa sea compatible con todos los modelos, lo que supone el último paso para una carga común.

Apple se opone a la propuesta

“Nos sigue preocupando que una normativa estricta que imponga un solo tipo de conector paralice la innovación en lugar de fomentarla, lo que a su vez perjudicará a los consumidores en Europa y en todo el mundo”, dijo Apple en un comunicado.

El comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, desestimó los comentarios de Apple.

“Conozco a estas empresas desde hace años. Cada vez que presentamos una propuesta, empiezan a decir ‘oh, será contra la innovación’. No, no va contra la innovación, no va contra nadie. Como todo lo que hace la Comisión, es para los consumidores“, dijo.

La propuesta necesita la luz verde de los Estados miembros y de los legisladores de la UE, tras lo cual las empresas tendrán dos años para adaptar sus dispositivos.

Comentarios