Escucha esta nota aquí

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció este miércoles una nueva propuesta para la reducción de emisiones de gases contaminantes en la Unión Europea (UE) para el año 2030, que será de "al menos 55%" en lugar del 40% fijado hasta ahora, en relación a los niveles de 1990.

"Reconozco que este aumento de 40% a 55 % es demasiado para algunos y no suficiente para otros. Pero nuestro estudio de impacto claramente muestra que nuestra economía e industria pueden gestionarlo. Y así lo desean", dijo Von der Leyen ante el Parlamento Europeo en su discurso del Estado de la Unión Europea.

La alemana señaló que las evaluaciones de esta meta que ha elaborado la Comisión apuntan a que "pondrá a la UE en el camino firme para ser un continente climáticamente neutro en 2050", esto es, para que la UE emita solo el CO2 que sea capaz de absorber en su territorio.

También permitirá al continente europeo cumplir con los compromisos que exige el Acuerdo de París, añadió Von der Leyen, que dijo también que si otros países siguen este camino "el mundo logrará mantener el aumento de la temperatura media global por debajo de los 1,5 grados centígrados".

"Estoy al tanto de que muchos de nuestros socios están lejos de este punto, pero tenemos que liderar con el ejemplo. El objetivo es ambicioso, realizable y beneficioso para Europa. Podemos hacerlo", insistió la alemana.

La presidenta de la CE subrayó que el Pacto Verde Europeo es "el mapa para lograr esa transformación" e incidió en que en su núcleo está "la misión de ser el primer territorio climáticamente neutro en 2050".