Escucha esta nota aquí

Veintiséis organizaciones humanitarias acusaron este lunes a las autoridades griegas de excluir a algunos inmigrantes de la ayuda alimentaria en los campos de reagrupamiento en el continente.

"Aunque las prácticas difieren de una región a otra, se estima que alrededor del 60% de las personas que viven en campamentos en el continente no reciben alimentos", aseguran las 26 oenegés, entre las que figura el Consejo Griego para los Refugiados.

Desde principios de octubre, las autoridades griegas son las encargadas de distribuir la ayuda financiera europea de emergencia a los migrantes alojados en los campamentos, en vez de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Pero unas 36.000 personas que viven en estos campos no han recibido la ayuda, según las oenegés, que sostienen que en su lugar se les ofrece "alimentos de mala calidad y, a menudo, poco cocidos".

El ministerio de Migración griego aseguró por el contrario que "todos los solicitantes de asilo de los campamentos situados en el continente y las islas tienen derecho a la comida" y que reciben tres al día.

Pero, precisó, que esta distribución no incluye a los refugiados que "deben irse" de los campamentos. 

Los migrantes cuyas solicitudes de asilo son rechazadas "tienen la obligación de marchar del país", añade.

Según las autoridades griegas, "no hay plazo" para otorgar la ayuda financiera a los refugiados. Se abonará a finales de octubre, aseguró.

Los refugiados "tienen derecho a trabajar y pueden solicitar otras ayudas", como un programa de integración financiado por la UE, especifica el ministerio.

Según las últimas estimaciones, el número de refugiados en Grecia asciende a 96.000, afirma Mireille Girard, representante local de ACNUR. Pero muchos han abandonado el país para buscar asilo en otros Estados europeos más ricos.

Comentarios