Escucha esta nota aquí



(Tomado de France 24)

Disparos, bloqueos y enfrentamientos escalaron la violencia el domingo en Cali, la tercera ciudad de Colombia, mientras las partes involucradas se acusan mutuamente.

En horas de la tarde, y según un comunicado del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), miembros de la minga indígena fueron atacados por civiles que les dispararon con armas de fuego. La organización reportó nueve integrantes de su comunidad heridos. La Alcaldía de la ciudad informó que los lesionados son ocho indígenas y un residente del barrio Ciudad Jardín, donde ocurrieron los hechos.

Feliciano Valencia, senador e indígena Nasa, le dijo a France 24 que una dirigente juvenil del CRIC se encuentra en estado crítico tras el ataque.

Entidades internacionales como la oficina de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia rechazaron los ataques y piden que se investiguen los hechos hasta dar con los responsables.

Desde días anteriores, ya habían circulado videos en las redes sociales que mostraban cómo en Ciudad Jardín, uno de los barrios más acomodados de la ciudad, rondaban camionetas con las matrículas tapadas y otras personas asegurando que estaban cansadas de los bloqueos de las vías, que han ocasionado desabastecimientos de combustible y de alimentos.

En respuesta, algunos de los residentes del barrio bloquearon hoy ciertas vías con sus carros y camionetas para impedir el paso de la minga indígena, como se ve en videos de testigos difundidos por redes sociales.

Valencia explicó que los indígenas no son responsables del cierre de carreteras y que ellos solo estaban regresando a sus resguardos, en el departamento del Cauca.

“Lo que sucede en Cali no es auspiciado por la minga. La minga está en Cali; mientras que las vías que conducen a Buenaventura, Popayán, Bogotá están bloqueadas es por los camioneros, que también se vincularon al paro nacional. No es la minga. La minga apoya los puntos de resistencia que hay dentro de la ciudad de Cali y en Cali el transporte está normal”, señaló.

La situación escaló en la tarde del domingo 9 de mayo. “Algunos ciudadanos del sur de Cali que se manifestaban en contra del paro Nacional y la minga indígena, que pretendían quitar uno de los puntos de resisten, retienen un vehículo donde se movilizaban autoridades y mingueros; los agreden y ante la llegada de más comunidad a protegerlos, estos disparan con armas de fuego”, aseguró el CRIC en un comunicado.

Además, le exigió a las autoridades garantías de seguridad para ejercer su protesta.

En entrevista con France24, Valencia declaró que “cuando la chiva o bus escalera iba de Cali a Cauca, ya volviendo, fue agredida por personas de civil apoyados por la Policía Nacional. Contrario a lo que dice la Policía, fueron los civiles vestidos con camisetas blancas quienes dispararon contra la población”, dijo.

Valencia precisó que personas a bordo del bus escalera se bajaron y trataron de confrontar a quienes disparaban. “Por eso hubo heridos”, señaló en France 24.

Las denuncias de residentes contra la minga indígena

Entretanto, habitantes del sector La María, un sector de alto nivel socioeconómico en el sur de Cali, difundieron videos que France 24 no pudo verificar de manera independiente en los que muestran a presuntos miembros de la minga a bordo de una camioneta golpeando la entrada de un condominio o conjunto residencial hasta que logran irrumpir en el lugar, agredir al vigilante y posteriormente destruir los vehículos de los habitantes.

En un comunicado, la Policía -que ha mantenido un discurso de condena a las protestas- sostuvo que indígenas dispararon al interior de conjuntos residenciales. La minga desmiente ese pronunciamiento. Históricamente, los indígenas del Cauca rechazan la violencia armada, al punto que sus propios guardias solo llevan un bastón de mando y nunca armas de fuego.

Duque confirma que no irá a Cali y le pide a los indígenas que regresen a sus territorios

Uno de los llamados reiterados de la minga indígena es que el presidente se siente a hablar con ellos, como lo dijo Valencia. Por su parte, tanto la gobernadora del departamento del Valle del Cauca como el alcalde de Cali le pidieron al presidente que viajara a la ciudad ante lo que está ocurriendo.

Pero el mandatario confirmó este domingo que no se trasladará a Cali, según sus palabras, para evitar que su presencia "distraiga el trabajo de la fuerza pública".
Asimismo, el presidente pidió a los indígenas regresar a sus territorios "para evitar confrontaciones innecesarias", y ordenó levantar los bloqueos.

Aunque Duque envió al ministro del Interior, Daniel Palacios, y al ministro de Defensa Diego Molano para reunirse con los manifestantes; Valencia aseguró que los funcionarios no solucionan la situación y que por ende quieren un encuentro directo con el jefe de Estado.

Ciro Ramírez, senador del partido de gobierno Centro Democrático, le aseguró a France 24 que el Gobierno ha intentado hablar con el comité que convocó a las primeras protestas.


Comentarios