Escucha esta nota aquí

Un total de 23 personas murieron en un incendio provocado por hombres que dispararon contra un bus en el estado de Sokoto, en el noroeste de Nigeria, informaron este miércoles la policía y el gobierno local.

Aún se desconocen los motivos del ataque, ocurrido el lunes, pero el noroeste y el centro de Nigeria son escenario de ataques de bandas criminales, que saquean y secuestran a aldeanos y viajeros.

"Del total de pasajeros del autobús que fue tiroteado por los bandidos, provocando un incendio, 23 murieron por quemaduras", dijo el portavoz del gobernador de Sokoto, Muhammad Bello en un comunicado, citando al jefe de la policía estatal, Kamaldeen Okunola.

Bello precisó que otras seis personas sufrieron heridas. El autobús había salido de la aldea de Gidan Bawa, en Sokoto, cerca de la frontera con Níger, rumbo al estado de Kaduna.

Los ataques de las bandas criminales aumentaron en los últimos meses. Más de 1.000 estudiantes han sido secuestrados desde principios de año, según UNICEF.

Desde enero de 2020, más de 57.000 personas huyeron del noroeste y centro de Nigeria por la inseguridad, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).


Comentarios