Escucha esta nota aquí

Las ventas en los supermercados del Reino Unido se dispararon a niveles históricos en marzo debido al frenesí de los británicos por hacer reservas de comida ante la propagación del coronavirus y las medidas de confinamiento, señaló el martes un estudio.

Según la consultoría especializada Kantar, las ventas aumentaron casi un 21% en las cuatro semanas anteriores al 22 de marzo: "los hogares compraron más y más a menudo".

Por su parte las bebidas alcohólicas registraron un auge del 22% ya que "los consumidores compraron para hacer sus encuentros virtuales" con los amigos desde casa, "debido al cierre de bares y restaurantes".

En las últimas 12 semanas, las ventas aumentaron un 7,6%, "la tasa de crecimiento más rápida en una década", señala asimismo el informe.

"Las medidas de distanciamiento social han cambiado profundamente nuestra vida cotidiana", comentó Fraser McKevitt de Kantar, subrayando que con el cierre de los restaurantes, especialmente de comida rápida, los hogares se encuentran "con más bocas que alimentar".

Según Kantar, las compras en supermercados del Reino Unido sumaron en las últimas cuatro semanas 10.800 millones de libras (13.300 millones de dólares, 12.200 millones de euros), superando las realizadas en Navidad, la época más concurrida del año.

Sin embargo, McKevitt prevé que las despensas llenas de marzo se traduzcan en menos compras en los próximos meses.

Comentarios