Escucha esta nota aquí

El vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, desafió al actor Leonardo DiCaprio a realizar una travesía de al menos "ocho horas" en la Amazonia para "entender mejor cómo funcionan las cosas", luego de que el estadounidense expresara preocupación por el avance de los incendios en la región.

"Me gustaría invitar a nuestro más reciente crítico, nuestro actor Leonardo DiCaprio, para ir conmigo a São Gabriel da Cachoeira (norte de Brasil) para marchar ocho horas por la selva (...) Aprenderá en cada socavón que tenga que atravesar, que la Amazonia no es una planicie y ahí entenderá mejor cómo funcionan las cosas en esta inmensa región", dijo Mourao en un evento organizado este miércoles por la Confederación Nacional de Industrias (CNI) para discutir el desarrollo sostenible de la Amazonia.

El viernes, Leonardo DiCaprio compartió en su Instagram una noticia sobre el avance de los incendios en la Amazonia brasileña. 

"El presidente de Brasil Jair Bolsonaro está bajo presión internacional para controlar las quemadas, pero en el pasado él ha puesto en duda la seriedad de los incendios afirmando que sus oponentes y los indígenas son los responsables", escribió DiCaprio, conocido también por su trabajo a favor del medio ambiente.

Las quemadas fueron prohibidas en julio durante 120 días por el gobierno de Jair Bolsonaro, tras la crisis internacional provocada el año pasado por su multiplicación en esta selva vital para el equilibrio del clima.

Agosto y septiembre serán determinantes para saber si la orden se acató y la tendencia se invirtió, como afirma el gobierno. 

En julio, el desmonte se redujo un 36% respecto al nivel récord de julio de 2019, pero en el periodo agosto 2019-julio 2020 (año de referencia en el calendario de la deforestación), la tala alcanzó 9.205 km2, un 34,5% más que en los doce meses anteriores.

Este miércoles, Mourao, también presidente del Consejo Nacional de la Amazonia Legal, insistió en que "la selva no está en llamas". 

"Hay quemadas en la región humanizada de la Amazonia, la selva no está en llamas. Pero la imagen que es enviada al país y a la comunidad internacional es que hay fuego en la selva", dijo el general retirado.

DiCaprio expresó preocupación de que las quemadas "no estén recibiendo suficiente atención" en Brasil, uno de los países más afectados por la pandemia del nuevo coronavirus.

Un equipo de la AFP recorrió en agosto miles de kilómetros de carreteras de tierra entre el norte de Mato Grosso y el sur de Pará, flanqueadas por vastas haciendas con ganado y con restos de árboles todavía chamuscados. También pudo ver enormes áreas recién deforestadas, listas para ser quemadas.

Las oenegés atribuyen el auge de la deforestación en gran parte al desmantelamiento de los organismos de control, como el IBAMA y el ICMBIO.