Escucha esta nota aquí

La reunión de obispos de todo el mundo convocada por el papa Francisco para atajar los abusos sexuales a menores debe derivar en acciones concretas, según reclamaron algunas víctimas tras una reunión con los organizadores.

La Iglesia de Francisco se prepara ya para celebrar una esperada reunión sobre la lacra de la pederastia en la que, desde mañana y hasta el domingo, participarán 190 jerarcas católicos, entre ellos 114 presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo.

La víspera fue el turno de las víctimas y el investigador del papa y arzobispo de Malta, Charles Scicluna, recibió a un total de once “supervivientes” de abusos sexuales y al periodista peruano que destapó el escándalo del Sodalicio, Pedro Salinas.

Otra de las víctimas fue el chileno Juan Carlos Cruz, uno de los denunciantes del cura Fernando Karadima y quien, más comedidamente, pidió a los obispos de la cumbre que obedezcan al pontífice argentino.

El papa Francisco criticó a quienes acusan a la Iglesia y dijo que son amigos del diablo porque “la destruyen con la lengua”, algo que consideró que “está de moda” actualmente.

Comentarios