Escucha esta nota aquí

Nguyen Phu Trong, el líder principal del Partido Comunista Vietnamita, visitará la Casa Blanca el martes próximo. Este encuentro se convierte en una novedad histórica 20 años después del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países, que estuvieron en guerra durante cerca de dos décadas.

Esta visita sin precedentes, permitirá abordar las negociaciones en curso sobre un acuerdo de libre comercio Asia-Pacífico, la cuestión de los derechos humanos y la cooperación en materia de defensa, precisó Obama.

"No es un encuentro clásico para el presidente", reconoció un alto funcionario estadounidense, señalando que el líder del Partido Comunista vietnamita es el verdadero hombre fuerte de su país. Por su parte, Obama aprovechará el encuentro para destacar los avances realizados en los últimos 20 años, según dijo la Casa Blanca.

La llegada del líder vietnamita se produce en el marco de la normalización de las relaciones entre los dos antiguos enemigos y con perspectivas favorables, cuarenta años después del fin de una guerra que dejó al menos 3 millones de muertos del lado vietnamita.

Relaciones con China

Vietnam, por su lado, quiere desarrollar el ámbito militar con Estados Unidos, en un momento en que los países de la región acusan a China de mostrar cada vez más agresividad en el manejo de la disputa territorial en el Mar de China meridional.

Las tensiones con Pekín en esta área deberán ocupar un lugar elevado en la agenda durante el encuentro de ambos líderes. La cuestión del embargo de armas también será abordada. En octubre, Washington anunció el levantamiento parcial de la medida autorizando la venta a Vietnam de equipos de defensa de seguridad marítima, tales como botes patrulla armados.