Escucha esta nota aquí

Decenas de manifestantes de extrema izquierda salieron el sábado, por tercera noche consecutiva, a las calles de la ciudad alemana de Leipzig para protestar por los altos precios de la vivienda.

Dos policías resultaron levemente heridos y una quincena de personas interpeladas por los incidentes que protagonizaron varios centenares de manifestantes, según las fuerzas de seguridad.

En total, nueve policías han sido heridos en los tres días de manifestaciones iniciadas el jueves.

Las manifestaciones, convocadas por simpatizantes de extrema izquierda, denuncian lo que consideran como la "gentrificación" de esta metrópoli de Sajonia, en el este del país, con la compra de numerosos edificios de viviendas por grupos de inversores financieros.

Una operación policial esta semana para evacuar a ocupas de dos edificios encendió las protestas.

La tensión es particularmente grande en el barrio de Connewitz, en Leipzig, donde viven muchos "autónomos" y simpatizantes de la extrema izquierda.

El alcalde de la ciudad, Burkhard Jung, denunció los desmanes. "No se crean viviendas agrediendo a la policía y prendiendo fuego a las barricadas", dijo a la cadena de televisión ARD.