Escucha esta nota aquí

Violentos combates, con muertos y heridos entre civiles y militares, estallaron este domingo entre fuerzas de Azerbaiyán y separatistas de la región de Nagorno Karabaj, apoyados por Armenia, que declaró la movilización general y la ley marcial.

En un clima bélico muy tenso, el presidente azerbaiyano Ilham Aliev dijo que su ejército asesta "golpes devastadores" al enemigo y prometió "vencer" en estos combates. A su vez, Armenia declaró la movilización general y la ley marcial, y su primer ministro, Nikol Pashinian, llamó a "estar preparados para defender la patria", y también aseguró: "vamos a vencer". 

Nagorno Karabaj es una región secesionista de Azerbaiyán, de mayoría armenia y que cuenta con el apoyo de Ereván. A principios de los años 1990, fue escenario de un conflicto que dejó 30.000 muertos.

Desde entonces, las autoridades azeríes quieren retomar su control, aunque sea a la fuerza. Las negociaciones de paz están en punto muerto desde hace años.

Un conflicto mayor entre Armenia y Azerbaiyán podría generar la intervención de potencias rivales en la región, como Rusia y Turquía.

Moscú pidió este domingo el cese de los combates en Nagorno Karabaj, instando a las partes "a cesar inmediatamente el fuego y a entablar negociaciones para estabilizar la situación". Ambos bandos se acusan mutuamente de haber lanzado las hostilidades.

Un portavoz del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, aliado tradicional de Azerbaiyán, denunció en Twitter "el ataque de Armenia contra Azerbaiyán" y acusó al gobierno armenio de haber atacado "localidades civiles".

El ministro azerí de Defensa indicó en un comunicado haber lanzado una "contraofensiva en toda la línea del frente" para "poner fin a las actividades militares de las fuerzas armadas armenias".

Movilización general 

Este domingo, la presidencia de la región separatista de Nagorno Karabaj decretó la "movilización general".

"Decreté la ley marcial y la movilización general para los mayores de 18 años", declaró el dirigente de Nagorno Karabaj, Araik Arutiunian, en una sesión extraordinaria del Parlamento local.

El primer ministro armenio indicó, según la agencia rusa Interfax, que las fuerzas separatistas armenias "resisten con éxito" a un ataque adverso.

Armenia anunció la muerte de una mujer y un niño.

Los secesionistas habían anunciado previamente que Azerbaiyán había efectuado una serie de bombardeos en la región de Nagorno Karabaj. Dos helicópteros azerbaiyanos fueron abatidos, indicó el ministerio armenio de Defensa.

Azerbaiyán afirmó por su parte que había lanzado una "contraofensiva" tras un ataque de los separatistas, y dio cuenta de un único aparato abatido.

"Hay muertos y heridos entre los civiles y los militares", declaró la presidencia de Azerbaiyán, mientras que el mediador público de Karabaj dijo que había "víctimas civiles" en la población de la región.

Las dos antiguas repúblicas soviéticas están en conflicto desde hace décadas por la región secesionista de Nagorno Karabaj.

Separatistas y azerbaiyanos se enfrentan de forma recurrente, pero también lo hacen directamente Armenia y Azerbaiyán.

Estos dos países ya se enfrentaron el pasado mes de julio en los combates más graves desde 2016 y que hicieron temer la desestabilización de la región. Entonces Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea, pidieron a ambos rivales que pusieran fin al conflicto mientras que Turquía brindó su pleno apoyo a Bakú.