Escucha esta nota aquí

Sarita Zagha, boliviana que reside desde hace cuatro meses en Estados Unidos, estuvo este sábado en contacto con el programa ¡Qué Semana! de EL DEBER Radio y contó el drama que viven las personas en Miami Beach luego del derrumbe del edificio Champlain Towers, que dejó cuatro muertos y decenas de desparecidos.

“Los que vivimos en Miami Beah tenemos miedo, porque pensamos que si paso ahí, puede pasar en cualquier edificio (…) La tragedia fue muy dura, hay mucha gente que perdió la vida y luego del derrumbe llovió muy fuerte y eso empeoró las cosas”, comentó la joven cruceña.

Champlain Towers, que tiene 40 años de antigüedad en el paseo marítimo de Surfside, contaba con 136 apartamentos y 55 de ellos acabaron destruidos el jueves, dejando una montaña de escombros. Según el reporte de la BBC, el derrumbe duró solo 12 segundos y los testigos relataron escuchar el ruido similar al de un trueno y luego observaron una nube de polvo.


Sarita dijo que aún existen muchas personas desaparecidas, que están siendo buscadas por los bomberos, policías y equipos de rescate. Sin embargo, como estos esfuerzos no son suficientes los familiares también se unieron a la búsqueda con la finalidad de encontrar todos los cuerpos de las personas que dormían cuando ocurrió la tragedia.

“Yo no soy bombero y tampoco sé de primeros auxilios, pero también estoy ayudando compartiendo en redes sociales las fotografías o vídeos de personas desaparecidas. Toda la población de Miami está ayudando de muchas maneras y sobre todo las autoridades están realizando un esfuerzo enorme para hallarlos”, dijo la joven.

Según la boliviana, que reside cerca al lugar donde ocurrió el incidente, en Champlain Towers vivía una gran cantidad de latinoamericanos, precisamente una comunidad argentina, de quienes existen varios miembros aún sin ser hallados.

Además, el drama no solo corre por los familiares de los vivientes del edificio derrumbado, sino también por todos los residentes de Miami Beach, que temen que ocurra otra desgracia similar por encontrarse en una zona húmeda, debido a que están cerca a las costas del mar.

“Los que vivimos en Miami creemos que el derrumbe se pudo dar por filtraciones de agua y que tal vez no fueron arregladas en su momento, porque ese edificio tenía 40 años y está cerca al mar (…) Esta es una zona húmeda y si pasó allá puede pasar en otro edificio. Por eso, todos estamos con miedo”, relató Sarita.

Según el reporte de la BBC, la estructura del Champlain Towers estaba pasando por un proceso estándar de "rescertificación" y requería reparaciones. Los expertos que estudiaron el área donde se encontraba el edificio dijeron que el terreno en el que se construyó se estaba hundiendo a un ritmo de dos milímetros por año, desde la década de 1990.

Comentarios