Escucha esta nota aquí

Los presidentes ruso, Vladimir Putin, y bielorruso, Alexandr Lukashenko, cerraron este jueves el acuerdo para la integración económica de ambos países en el marco de una Unión Estatal. Putin explicó en rueda de prensa conjunta en el Kremlin que el objetivo es crear un "espacio económico común" que incluirá, a partir de 2023, un mercado único de gas.

El anuncio llega mientras ambos países realizan unas maniobras militares conjuntas que la OTAN ha tildado de poco transparentes. El presidente ruso, sin embargo, aseguró que las maniobras Zapad-2021, en las que participarán a partir de mañana cerca de 200.000 militares de Rusia, Bielorrusia y otros países, "no van dirigidas contra nadie". Lukashenko ya había expresado gráficamente su confianza en que las negociaciones fueran "exitosas", ya que, subrayó, rusos y bielorrusos "son prácticamente el mismo pueblo". "Será un gran paso en muchas esferas", vaticinó.

"Estos ejercicios no van dirigidos contra nadie" y tienen un carácter "estrictamente defensivo", recalcó Putin en su rueda de prensa conjunta con Lukashenko. "Pero su realización es lógica en momentos en los que otras asociaciones, la OTAN por ejemplo, aumentan activamente su presencia cerca de las fronteras de la Unión Estatal" entre Rusia y Bielorrusia y "el espacio de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC)", señaló el líder ruso. La OTSC agrupa a Rusia, Bielorrusia, Armenia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán.

Putin reveló que los dos mandatarios abordaron hoy "la creación de un espacio único de defensa y garantizar la seguridad de la Unión Estatal en su perímetro exterior", para lo cual estas maniobras, que se extenderán hasta el 15 de septiembre, son de "gran importancia". En estas maniobras también participarán 500 uniformados de Armenia, la India, Kazajistán, Kirguistán, Mongolia, Pakistán y Sri Lanka.



Comentarios