Escucha esta nota aquí

El fabricante de automóviles sueco, Volvo, anunció que cada uno de sus modelos contará con un límite de velocidad establecido, el cual será de 180 km/h. Además, entregará a sus clientes una herramienta que les permitirá reducir aún más la velocidad máxima del coche.

El propósito de la marca es hacer menos frecuentes, casi a cero, las lesiones graves y muertes en accidentes de tránsito. Específicamente, la herramienta que limita a gusto del usuario la velocidad busca que conductores inexpertos o jóvenes eviten incidentes en las vías.

La medida es adoptada después de que la marca presentó la nueva generación de sus productos, en donde se encuentran alternativas, a combustión y tecnologías híbridas, que fácilmente superan los 200 km/h, incluyendo un limitador en los 250 km/h.

Ambas medidas promueven la imagen de la marca en el segmento de vehículos de lujo, dotados de importantes sistemas de seguridad. La firma sueca es mundialmente reconocida por la seguridad de sus productos, así como por las tecnologías en asistencias al conductor.

Según Volvo, las altas velocidades pueden interrumpir en el correcto funcionamiento de los sistemas de seguridad que incluyen los vehículos en la actualidad. (El Espectador/Colombia)

Comentarios