Escucha esta nota aquí

El número de miembros de la tripulación del crucero noruego "Roald Amundsen" que han dado positivo en el test de la COVID-19 llegó a 36, mientras se trata de localizar a otros pasajeros que estuvieron en la nave desde mediados de julio, informan este domingo (02.08.2020) medios de ese país.

Hasta ahora se han practicado pruebas a todos los miembros de la tripulación -158-, según fuentes de la compañía naviera Hurtigruten. De los 36 que resultaron positivos, 33 son filipinos y el resto franceses o noruegos. Todos ellos siguen asintomáticos.

El barco sigue anclado en el cabo de Tromsø, aislado. Cuatro miembros de la tripulación ingresaron el viernes en una clínica universitaria, mientras que el resto sigue en la nave.

A bordo del "Roald Amundsen" no queda ya ningún pasajero, puesto que los últimos desembarcaron en ese mismo lugar el viernes. Las autoridades noruegas han tratado de localizar tanto a los que navegaron en la última travesía como a sus antecesores para indicarles que deben guardar cuarentena.

En total se calcula que hay unos 380 afectados, entre los miembros de la tripulación y los pasajeros que navegaron en el crucero entre el 17 y el 24 de julio. La alarma surgió a mediados de semana, tras detectarse en cuatro miembros de la tripulación síntomas de una enfermedad, aunque no se consideraban "típicos" del coronavirus, según explicó la compañía.

Se procedió entonces a aislar a esos trabajadores, mientras la nave llegaba al cabo de Tromsø, donde desembarcaron los viajeros. En Noruega se han verificado desde el inicio de la pandemia 9.249 contagios, con un total de 256 víctimas mortales.