Escucha esta nota aquí

El cuerpo médico de Municipal Vinto descartó que existan jugadores infectados de coronavirus en el equipo. Los profesionales realizaron un primer rastrillaje y continuarán con la medida, para evitar que la enfermedad se siga expandiendo en la ciudad valluna.

La visita a los domicilios de los futbolistas, que inició hace varios días, es para obtener información de primera mano. Otro de los objetivos es volver a entrenarse de forma presencial, cumpliendo con las medidas de bioseguridad.

Los galenos del plantel cochabambino tienen elaborado un plan, en base a un registro, en el que también incluye a las familias de los deportistas. 

El protocolo de bioseguridad para el reinicio de entrenamientos está listo, pero aclararon que el documento debe ser presentado y aprobado por la Sociedad de Medicina Boliviana de Medicina del Deporte, Ministerio de Salud y el Viceministerio de Deportes.