Escucha esta nota aquí

Álvaro Peña confía en que Nacional Potosí podrá revertir el mal resultado (4-1) que logró el pasado 17 de marzo, en Montero ante Guabirá, en el partido de ida de la primera fase de la Copa Sudamericana.

“Nacional tiene que hacerse respetar en casa. El detalle son los goles y sabemos hacerlo. Lo demostramos cuando ganamos a Wilstermann en Cochabamba”, sostuvo.

El entrenador del cuadro potosino recordó la Copa Libertadores de 2018, cuando dirigió a Wilstermann. En esa oportunidad, el cuadro aviador había perdido por 4-0 ante Vasco da Gama en Rio de Janeiro. El equipo cochabambino debía ganar por más de cuatro goles para lograr la clasificación  a la siguiente fase o por el mismo resultado para definir el pase por los penales.

“Para muchos hinchas era complicado golear a Vasco, pero lo conseguimos (4-0). El fútbol es así; es imprevible y por eso el detalle para clasificar a la siguiente fase de la Copa Sudamericana es hacerle goles y en eso estamos trabajando, aunque nuestro pensamiento primero está en enfrentar en casa a Palmaflor por el torneo local y después pondremos la mirada en Guabirá”, dijo.

Peña considera vital que sus dirigidos demuestren otra actitud en partidos decisivos, aunque dijo que en la derrota de Montero tuvo mucho que ver la expulsión de Óscar Vaca, ya que Nacional Potosí jugó con uno menos desde los 64 minutos.

“Guabirá atraviesa un gran momento y además en el torneo pasado derrotó acá a Real Potosí. Es el equipo sensación por lo tanto tenemos que trabajar el doble para ganar con contundencia y clasificar”, expresó.

El partido revancha entre Nacional Potosí y Guabirá se disputará el próximo 7 de abril a las 18:15.

Comentarios