Escucha esta nota aquí

En una sesión reservada, el Senado aprobó ayer el ascenso al máximo grado en las Fuerzas Armadas. Se trata de tres nuevos generales de fuerza y un almirante que actualmente ocupan los más altos cargos dentro de la institución.

Este medio tuvo acceso al resultado de la sesión. Se trata de los tres comandantes de las fuerzas: General de Ejército, Jorge Pastor Mendieta; de la Fuerza Aérea, Jorge Gonzalo Terceros; el de la Armada (ascendió a Almirante en este caso) Palmiro Gonzalo Jarjury. A ellos se sumó la máxima autoridad del Comando de Seguridad y Defensa del Espacio Aéreo – Cosdea, Jorge Fernández Toranzo.

La sesión fue citada para las 6:30 de ayer. El Senado confirmó con documentos y sellos que la convocatoria se realizó casi 48 horas antes, el lunes 5 de agosto, a las 8:00.

El reglamento establece que este tipo de designaciones debe realizarse de forma reservada. La citación realizada por la presidenta de la Cámara Alta, Adriana Salvatierra, contó con la presencia de 30 asambleístas. Solamente tres solicitaron licencia.

“No es extraño que se hubiera citado la sesión a las 6:30, no hay nada más que un tema organizativo de la Cámara de Senadores. Teníamos otras actividades por el aniversario de las Fuerzas Armadas y algunos parlamentarios pidieron adelantar la sesión”, explicó Salvatierra

Los ascensos se aprobaron por dos tercios en una sesión sin público, como establece el artículo 168, incisos c) y d) del Reglamento General de la Cámara de Senadores.

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, manifestó que es un hecho que se produce cotidianamente. “Cada año en esta fecha, se realiza este trámite. Se trata de los comandantes de fuerza, que se los asciende a un grado superior para que ejerzan el mando del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada de mejor manera”. Explicó que otra razón es darles más autoridad, porque al estar un escalón más alto “se separan de su promoción”, manifestó.

Además, descartó que este cambio se hubiera realizado para ejecutar algún cambio en la estructura del Alto Mando Militar.

La citación generó malestar, especialmente en la oposición. Pero, fue también el legislador Homer Menacho, de UD, quien solicitó que las sesiones se convoquen a primera hora.

La relación entre la cúpula de las FFAA y el Gobierno es muy estrecha. Prueba de ello es que el presidente Evo Morales anunció que serán parte del directorio de las empresas estratégicas estatales, para que cuiden los intereses nacionales.

Además, en lo últimos años, exautoridades militares, tras jubilarse, fueron nombrados embajadores en distintas partes del mundo por el Gobierno de Morales. Luis Trigo, Freddy Bersatti, Carlos Ramiro de la Fuente, son algunos de los nombres.

El mandatario, en el discurso de ayer, complementó que busca ampliar la responsabilidad de los militares “en la seguridad de nuestras principales industrias estratégicas vinculadas a la energía, hidrocarburos, petroquímica, hierro, litio, empresas o industrias alimenticias; queremos unas Fuerzas Armadas que sigan el legado de nuestros líderes anticoloniales y de nuestros padres fundadores de la patria”.

Planteó como un logro de su Gobierno haber conseguido “la unidad de las FFAA con su pueblo para garantizar la soberanía y la defensa del Estado y la defensa de nuestros recursos naturales”.

Y en ese marco, prometió la dotación de nuevas armas y equipos y se comprometió a mejorar la infraestructura cuartelaría. “Requerimos con urgencia renovar nuestras armas de dotación individual y aquellas que sirvan a la defensa aérea”, expresó.

Comentarios