Escucha esta nota aquí

La tensión aumenta cada día entre los candidatos presidenciales Carlos Mesa y Óscar Ortiz. El postulante por Comunidad Ciudadana reiteró que su similar de Bolivia dice no es aliado del MAS, lo que desató la furia del senador cruceño que acusó al expresidente, y dijo que se dedicó a “chuparle las medias” al mandatario Evo Morales.

Los primeros días de agosto, Mesa se declaró víctima de una “guerra sucia sistemática que no tiene límites y que tiene, en este caso, tres protagonistas que la llevan adelante en contra mía: el gonismo, Óscar Ortiz y el MAS”.

Cuando el periodista de un programa televisivo le mostró, el lunes por la noche, una fotografía de Óscar Ortiz y pidió que diga lo primero que se le venga a la mente, el expresidente Mesa frunció el ceño, miró fijamente la imagen y pronunció cuatro palabras: “Inexplicablemente aliado del MAS”.

El comentario colmó la paciencia de Ortiz, que ayer aprovechó un discurso de campaña para arremeter con todo en contra de su adversario político.

“Mesa me incluye en una supuesta confabulación de los masistas y antiguos emenerristas contra él, crea una cortina de humo para justificar que no quiere dar explicaciones sobre su pasado”, aseguró Ortiz.

Puntualizó que si no quiere explicar lo que hizo, “entonces no puede representar a los bolivianos”. Ortiz manifestó que se siente “el principal fiscalizador” del Gobierno de MAS en 13 años de gestión, lo que definió como “resistencia democrática”.

“Yo me pregunto ¿dónde estaba el señor Mesa, cuando hubo un cerco para obligar a aprobar la CPE?, ¿dónde estaba cuando se perseguían a los opositores, se destituían a los alcaldes y gobernadores?, ¿dónde estaba para el 21-F?, no hizo campaña para que ganase el No, ¿dónde estaba mientras yo participé en la comisión que investigaba el escándalo Gabriela Zapata?, él viajaba por el mundo gastándose cientos de miles de bolivianos en viáticos. Mientras yo investigaba la corrupción en YPFB, él le chupaba las medias al presidente para que lo nombre embajador en la Unesco, ¿qué moral tiene para cuestionarme?”, afirmó

Edwin Herrera, de CC, reiteró que “es lamentable que la guerra sucia desatada por el MAS, tenga cajas de resonancia en el gonismo y en la candidatura de Ortiz, que pasa de guerra sucia a insultos. Esto lo valorará el votante”.

Tags

Comentarios