Escucha esta nota aquí

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, marcó distancia con su aliado político, el candidato presidencial de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, y analizará si se mantienen unidos para las elecciones subnacionales anunciadas para el próximo año. El burgomaestre informó que viajará a Nueva York y adelantó que en los últimos 30 días para las elecciones generales estará “muy metido en la gestión municipal” y así se excusó de hacer proselitismo.

El jefe de campaña de Comunidad Ciudadana, Ricardo Paz, se apresuró a decir que todo está “muy bien” con su aliado para los comicios generales. “El alcalde, como corresponde, está dedicado más a su gestión que a la campaña, eso es normal, correcto y es lo que dijo”, señaló el vocero de la alianza que promueve la candidatura presidencial de Carlos Mesa.

En los últimos días, los voceros afines a Revilla han evitado hacer comentarios sobre la campaña. Paz aseveró que hay reuniones diarias, tanto con Revilla como con los miembros de Sol.Bo.

Después de que se conociera que un tribunal de La Paz levantó la medida cautelar en su contra, y que permite defenderse en libertad irrestricta del caso relacionado con el derrame de una celda del relleno sanitario de Alpacoma, Revilla no ha ratificado la alianza con Mesa. Por el contrario, informó que “en los siguientes días se está convocando a los dirigentes del partido que vendrán desde los distintos departamentos para hacer una evaluación conjunta” sobre la continuidad o no con Comunidad Ciudadana en las subnacionales. La premura radica en que a fin de mes termina el plazo establecido por el TSE para la presentación de alianzas para las elecciones subnacionales, previstas para marzo de 2020.

Ricardo Paz replicó que Revilla “va a evaluar, sí, y lo está haciendo junto con nosotros, con toda la alianza cómo hacemos para ampliarla. Garantizó que la alianza “no está en riesgo, está más firme que nunca, no hay ninguna posibilidad de anularla”, recalcó.

El alcalde manifestó que viajará por ocho días a Nueva York para gestionar un crédito para programas barriales y para traer un tomógrafo y un acelerador lineal para los hospitales municipales.

Consultado sobre el mes que queda antes de las elecciones, Revilla dijo: “He tomado la decisión de priorizar la gestión municipal en estas semanas, porque como verán hay una serie de temas esenciales que hay que encarar, las rutas de los buses municipales, la prevención de riesgos, relleno sanitario, los viaductos, etc”.

Esta actitud desató polémica en el ámbito político. Desde Bolivia Dice No, el senador Arturo Murillo escribió en Twitter: “Parece que un mes de detención domiciliaria, fue suficiente para que Luis Revilla abandone el barco”.

evilla abandone el barco”. José Luis Bedregal, militante del Sol.Bo y candidato a diputado por Comunidad Ciudadana, respondió en la misma red social que “la imaginación retorcida del ‘honorable’ no tiene límites. Aclaro que el único que abandona el barco, como lo hizo con UN (Unidad Nacional), es usted”, advirtió.

Murillo replicó una vez más: “Querido Pepo, los únicos retorcidos son los del MNR, que saltaron al MAS, luego al MSM, abandonaron a Juan y forman Sol. Bo, hacen alianza con CC, ahora por comodidad ciudadana dejan a Carlos Mesa conocidos son. Yo sigo solo mi camino”.

El senador cochabambino declaró a este medio que “Revilla ha tratado de jugar a opositor y tiene cola muy larga. Cuando se la han empezado a pisar, se le acabó el juego de opositor y se reencamina a donde antes estuvo: con el MAS desde 2006”, dijo.

Afirmó que la fórmula es clara. Con su retiro quita toda la logística a la alianza de Mesa para la campaña, y a fin de mes romperá el acuerdo. Al respecto, el vocero Ricardo Paz, aseguró que “son patrañas, Murillo busca protagonismo”. Mientras, Bedregal no contestó su celular.

 

 

Comentarios