Escucha esta nota aquí

La Federación Departamental de Choferes 1.º de Mayo determinó ayer, en un ampliado, un plazo de 48 horas para que el alcalde de la ciudad de La Paz, Luis Revilla, instale una mesa de diálogo con los transportistas, o de lo contrario, habrá un paro departamental el próximo miércoles 4 de septiembre.

La información fue proporcionada por el ejecutivo de los choferes, Rubén Sánchez, quien indicó que el diálogo debe tener el objetivo de buscar soluciones a los sucesos de los últimos días y la liberación de sus compañeros encarcelados.

Los choferes protagonizaron enfrentamientos el domingo en protesta por la incorporación de nuevos buses PumaKatari, administrados por la municipalidad de la ciudad. Aducen que pierden sus puestos de trabajo. A consecuencia de los hechos violentos, fueron detenidos varios dirigentes.

Tags