11 de mayo de 2022, 8:29 AM
11 de mayo de 2022, 8:29 AM

El presidente Germán Busch, tomando en cuenta las virtudes de la profesión periodística y la ejecución de Cirilo Barragán por criticar al régimen de Mariano Melgarejo, promulga el Decreto Supremo del 10 de mayo de 1938, que reconoce la actividad periodística como una profesión y valida al mismo tiempo el derecho a la jubilación.

Esta es una fecha de merecido homenaje a los periodistas bolivianos, quienes han sabido trazar una notable trayectoria de éxitos y de prestigio dentro del rico y denso panorama de la prensa en nuestro país.

Los directores, periodistas, reporteros, corresponsales, columnistas y cuantas personas hacen posible que surjan noticias cada día, son el testigo excepcional de muchas alegrías y también de numerosas tristezas, que han sabido afrontar al sistema político autoritario, comprendiendo que no puede haber en ningún caso un país democrático sin una prensa moderna y libre, así lo entendemos cuantos creemos en una Bolivia unida, plural y diversa.

La historia de nuestra nación es fiel reflejo del peso, desarrollo y protagonismo de los periodistas y los medios de comunicación en las últimas décadas, siendo testigos, intérpretes o portavoces de las ilusiones, ambiciones y preocupaciones de los bolivianos que optaron por la concordia, la convivencia democrática y el progreso en torno a una Constitución que debe ser de todos y para todos. Estamos en tiempos en que los medios atraviesan dificultades y estrecheces, y es por ello que nosotros los bolivianos debemos reafirmar nuestra plena confianza en ellos, nuestro pleno apoyo a sus esfuerzos y nuestro profundo respeto a su labor.

Muchas felicidades por su servicio a la patria, a la democracia y a la libertad de expresión.

Tags