El Deber logo
26 de diciembre de 2023, 4:00 AM
26 de diciembre de 2023, 4:00 AM

María René Álvarez /Diputada

En la historia de Bolivia quedará marcado el 28 de diciembre de 2022 como una fecha nefasta para la democracia, porque en tiempos de un supuesto estado de derecho, una autoridad electa con más de 55 por ciento de los votos fue secuestrada, detenida y encarcelada bajo cargos inventados que la misma historia terminará de desmontar.

En 12 meses se presentaron también 12 y más vulneraciones, a los derechos fundamentales del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho Vaca.

1) SECUESTRO, 2) INCOMUNICACIÓN y 3) TRASLADO ILEGAL

El 28 de diciembre de 2022, un grupo de policías encapuchados, hizo seguimiento al trayecto del gobernador en movilidad y lo interceptó con violencia, disparando gases y reduciendo al chofer que acompañaba a la primera autoridad del departamento.
No hubo orden de aprehensión, no se la mostró en ese momento y al contrario, se actuó con la violencia característica de un secuestro.

Ese día también se agredió a la gente que fue testigo de los hechos, se les apuntó con armas y luego el gobernador quedó incomunicado por 19 horas desde su ilegal traslado al trópico cochabambino para concluir en la jurisdicción de La Paz.

4) MONTAJE JUDICIAL y 5) LINCHAMIENTO DE LOS OPERADORES JUDICIALES

Un juez con antecedentes de suspensión en 2016, Sergio Pacheco; un fiscal con varias denuncias en su contra, Omar Mejillones; un funcionario de Procuraduría acusado de maltrato a la mujer, Kaleff Clemor; y un abogado acusador extraviado, Jorge Nina, comenzaron el linchamiento judicial contra el gobernador cruceño.

Inventaron, por ejemplo, que Luis Fernando Camacho “no tenía trabajo, no tenía domicilio y no acreditaba familia”. Comenzaron con cuatro meses de detención preventiva, luego ampliaron en abril otros cuatro meses y en septiembre sumaron tres meses. Finalmente, el pasado 12 de diciembre el juez Elmer Laura volvió a dar 1 mes de detención por el montaje de ese “golpe” que nunca existió en Bolivia.

Nuestro gobernador citó el Santo Evangelio en esa última audiencia: “con la misma vara que mides serás medido”, y por ello tenemos la seguridad de que todos estos fiscales, jueces, vocales y abogados del Ejecutivo deberán responder a la justicia más pronto que tarde.

6) CERCO VIOLENTO 7) VIOLACIÓN A LA PRIVACIDAD y 8) SOBREXPOSICIÓN ILEGAL

Desde el primer día del secuestro, solicitamos medidas cautelares a instancias internacionales, pues sabíamos que el régimen del MAS iba a utilizar y exponer al gobernador de los cruceños como un trofeo político.

El operativo del Ministerio de Gobierno fue coordinado con sus grupos de choque que ese mismo 28 de diciembre salieron a pintar todas las calles, sobre todo de La Paz, con su odio ideológico y racista, pero también a hacer “vigilias” violentas en Chonchocoro para evitar que la gente vaya a visitar o a expresar su respaldo a la primera autoridad de Santa Cruz, agrediendo a la prensa y a activistas de DDHH.

No contentos con eso, mostraron fotos del gobernador en su celda, enfermo, vulnerable; se violó su derecho a la privacidad y no contentos con ello, en enero se encontró una cámara espía en esa celda acondicionada. Luis Fernando Camacho fue expuesto como trofeo político de la dictadura del MAS.

9) NEGACIÓN AL ACCESO A LA SALUD y 10) RIESGO CONTRA SU VIDA

El gobernador Luis Fernando Camacho padece dos enfermedades que comprometen su sistema autoinmune. Además, su traslado violento desde Santa Cruz hasta el penal de Chonchocoro, a 4.200 msnm le provocó cuadros de hipertensión y la pérdida de 20 kilos de peso.

Pese a aquello, el Gobierno y Régimen Penitenciario han negado la atención al gobernador cruceño por especialistas y le han aplicado los sueros que requiere en condiciones precarias, sin la asepsia y esterilización médica, como sucede en todo centro carcelario del país.
Solo en septiembre permitieron su traslado a un hospital en El Alto, luego de haber insistido en conformar “juntas médicas” sin la aprobación de su familia ni abogados. Tras un operativo policial calificado como show mediático, al gobernador solo se le tomó prueba de sangre y exámenes básicos. Por tanto, en todo caso, han arriesgado su vida.

11) IMPEDIMENTO AL EJERCICIO DE FUNCIONES y 12) TORTURA BLANCA

Aprovechando el encierro ilegal de la primera autoridad de Santa Cruz, el MAS también trató de dar un golpe en la Gobernación, para despojarlo del cargo que fue votado con 55 por ciento de la población en el departamento.

Sin embargo, la Asamblea Legislativa Departamental aprobó la Ley de Ausencia Temporal que el gobernador promulgó en marzo para garantizar su mandato, pese a toda la presión gubernamental para evitar el ejercicio de sus funciones, como las constantes negativas y argucias para que Luis Fernando Camacho participe en el Consejo Nacional de Autonomías.

Finalmente, de la misma forma en la que se le niega el contacto con la población que lo eligió, también se restringe el contacto con su familia. Después de 40 de nacido, el hijo del gobernador tuvo que ser llevado por su madre desde Santa Cruz hasta el altiplano para que ambos se estrechen en un corto, pero eterno abrazo.
Todos estos hechos, y muchos más, resumen la indolencia que ha aplicado durante 365 días el régimen totalitario, en un montaje judicial del supuesto “golpe de Estado”, contra un hombre que supo levantar la voz de un pueblo ante el fraude electoral de 2019.

Se cumple un año de vulneraciones a los derechos fundamentales de una autoridad electa por mayoría del pueblo y que ostenta la calidad de “inocente, mientras no se pruebe lo contrario”. Pero todo esto queda registrado para que quienes hoy abusan del poder respondan mañana ante la justicia, ante estrados internacionales, pero sobre todo ante nuestra Santa Cruz.

Tags