Escucha esta nota aquí

Algo muy oscuro podría salir a la luz por investigaciones que involucran a la anterior administración de la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra; una denuncia de la expareja de un anterior ejecutivo que trabajó durante las gestiones de Percy Fernández y Angélica Sosa dice que allí se crearon 800 ítems fantasmas, lo que habría producido un millonario daño económico a la institución.

El principal sospechoso de las irregularidades es Antonio Parada Vaca, quien fue director de Recursos Humanos de la Alcaldía. Los hechos que ahora investigan la Dirección de Transparencia del municipio y la Fiscalía, habrían ocurrido entre 2009 y 2018.

La Fiscalía tenía conocimiento del caso desde hace dos meses, pero desde entonces no hubo ni un avance en la investigación. La acusadora, Valeria Rodríguez Paz, cuestiona que sea Diego Toro Flores el fiscal designado para llevar adelante el delicado tema, porque fue funcionario en la anterior gestión municipal.

Junto a Parada Vaca, también se investiga a los exfuncionarios municipales Javier Cerdeño, Javier Carrasco y Julio Herbas, denunciados por enriquecimiento ilícito, uso indebido de influencias y peculado.

Esas personas experimentaron un “enorme incremento patrimonial”, dijo la secretaria de Transparencia de la Alcaldía cruceña, Adriana Pedraza. Parada Vaca ingresó a Recursos Humanos con un sueldo de Bs 11.192. El año 2019 Parada Vaca registró a su nombre seis vehículos y en la investigación aparecen envíos de dineros al exterior por Bs 3,4 millones de y $Us 45.000.

La dirección de Asuntos Jurídicos de la Alcaldía cruceña pidió al fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, que designe una comisión de fiscales de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz el caso.

El alcalde Jhonny Fernández exige al Ministerio Público que haga justicia en el caso de los 800 ítems fantasmas y amenazó con sacar a las calles a las juntas vecinales si no se actúa con prontitud y de manera independiente en este proceso.

Desde Sucre se supo ayer que la Fiscalía General del Estado decidió enviar a Santa Cruz una comisión especial de fiscales para que recoja información sobre la denuncia de los 800 ítems fantasmas.

Se trata de un fiscal superior, el director de gestión fiscal y el director de la Fiscalía especializada en delitos de corrupción que arribarán a Santa Cruz de la Sierra para determinar si existe alguna responsabilidad del grupo de investigadores que hasta ahora atendía la causa.

La Fiscalía General pidió un informe a la Fiscalía de Santa Cruz, porque existen quejas sobre el incumplimiento de plazos establecidos, sobre algún accionar que hubiera favorecido a los denunciados y sobre la posibilidad de que personal del Ministerio Público estuviera involucrado en supuestas irregularidades.

Ayer, el abogado Luis Flores, funcionario que ingresó a la Alcaldía hace un año y medio durante la gestión de la entonces alcaldesa Angélica Sosa como asesor legal, renunció después de conocerse su parentesco de suegro del fiscal departamental Róger Mariaca.

Todo indica que la investigación de los 800 ítems fantasmas podría producir un sacudón político en Santa Cruz por la dimensión del escándalo y por los nombres que probablemente aparecerán a medida que se vayan descubriendo más detalles.

Comentarios