Opinión

Ahondando enconos

El Deber logo
4 de abril de 2017, 4:00 AM
4 de abril de 2017, 4:00 AM

Hay una norma natural no escrita en las relaciones entre las personas y los países que guarda la consideración, cortesía y buena vecindad en el trato recíproco. Esto es lo que no ha sucedido en Antofagasta, pues la Policía chilena, faltando a las buenas relaciones y sin aviso alguno, retiró la bandera boliviana de la edificación en la que funciona el Consulado del Estado boliviano. La explicación del canciller de Chile, Heraldo Muñoz, es que la sede de la representación consular boliviana en esa urbe no estaba registrada como tal y, por tanto, los carabineros hicieron bien al actuar de esa manera, que resultó un acto inamistoso y torpe.

La Convención de Viena sobre relaciones consulares, del 24 de abril de 1963, consagra el derecho de los representantes consulares de “izar su bandera y poner su escudo en el edificio ocupado por la oficina consular, en su puerta de entrada, en la residencia del jefe de la oficina consular...”. Lo ocurrido demuestra la deliberada intención de agudizar enconos con nuestro país; más aún, cuando Heraldo Muñoz, con la soberbia y torpeza que lo caracterizan, se permite hacer advertencias con tono amenazante sobre la política interna boliviana. La detención irregular y provocada de militares y funcionarios aduaneros de Bolivia ratifica, una vez más, la prepotencia de algunas autoridades chilenas que recurren a estos hechos para ocultar culpas históricas no resueltas. Los actos inamistosos de Heraldo Muñoz, no así del pueblo chileno, están encaminados a no contribuir un ambiente propicio para una solución negociada. La actitud de Muñoz no coincide con el espíritu de integración con los pueblos de nuestra América Latina.

Sin embargo, cada vez es más claro que no existe otro tema pendiente entre Chile y Bolivia que no sea el injusto enclaustramiento de Bolivia, con una guerra de conquista territorial no provocada. Precisamente, por no reparar Chile por la vía de la diplomacia y de la consideración mutua la injusticia que sufre Bolivia, el presidente Evo Morales ha recurrido a la Corte Internacional de Justicia en La Haya para llegar, mediante el diálogo, a un acuerdo justo, en el que Bolivia tenga una salida soberana al Pacífico 

Tags