Opinión

Amparo para el hampa

18/8/2019 04:00

Escucha esta nota aquí

El ejercicio político para conquistar el voto del ciudadano da lugar a muchas ocurrencias en la época preelectoral. Una que me ha llamado mucho la atención y me parece muy interesante, es la de crear una cárcel exclusiva para corruptos.

Yo creo que todos los ciudadanos estaríamos chochos de la vida, viendo a miles de sinvergüenzas condenados a mirar el sol a cuadros. Pero, ojo, porque sé que ya hay un consorcio para dar coimas en futuras licitaciones para su construcción.

Eso me lo dijo el “Chip”, alias de un amigo de la escuela que roba celulares porque entró en desgracia y escogió ese moderno oficio para ingresar al hampa.

Será ladrón, pero tiene la figura muy clara. Él cree que, si hay una cárcel exclusiva para corruptos, sería una medida discriminatoria para marginar a monrreros, cogoteros, carteristas y descuidistas, especímenes del mundo del hampa.

Este amigo me contó que hay mucha competencia en el robo de celulares y que no es fácil levantar la olla en su casa, motivo por el cual su pareja es una activa pildorita que anda de boliche en boliche, pero con buenas intenciones, las mismas que consisten en solo robar a borrachos que desnuda en los moteles para sacar platita.

Yo no le doy mucha esperanza al proyecto de quien sugiere hacer una cárcel para corruptos, porque es una actividad que no deja factura y difícil de comprobar. Los corruptos van a la cárcel por hacerse pillar, es decir caen por opas, no por pillos.

Hay otros que son dignos de admirar, van de frente en los negocios, como aquel tipo que le ofrecieron 10.000 dólares para un tapandepe asegurándoles que nadie se iba a enterar y el respondió “denme 100.000 dólares y que me importa que se entere todo el mundo”.

Bajo la consigna “cárcel para todos” no faltará quien haga campaña para lograr el voto de los narcos, violadores y homicidas, para sumar votos bajo la consigna “seremos sin ley, pero honrados”, frase de otro amigo sociólogo al que le dicen “geniolero” porque para financiar su tesis, roba focos en las plazas y/o colegios sin guardia.

Ni intentemos hacer una cárcel para corruptos. Con la plata que correría, sería un amparo paradisiaco para hampones de cuello blanco.

Comentarios