Edición Impresa

Argentina, el primer espejo de Bolivia

Ronald Valera 22/12/2020 05:00

Escucha esta nota aquí

En la política se busca tener referencia para poder contrastar y predecir, por decirlo de alguna manera, lo que sucederá; en el caso de Bolivia se tiende a comparar con Venezuela por la afinidad ideológica al socialismo de los gobiernos de Maduro y Arce; sin embargo, se debería ampliar la gama de espejos añadiendo a la Argentina que gobierna Cristina de Kirchner como vicepresidenta, pero es un secreto a voces que ella es la presidenta de facto mientras que Alberto Fernández es una marioneta, las razones para sustentar esta idea son las siguientes:

1. El expresidente Morales pasó parte de refugio en Argentina armando la campaña electoral y las acciones que se realizarían si ganaban o perdían las elecciones, posiblemente aprovechó su estancia para aprender de la vicepresidenta a tener el poder sin ser necesariamente presidente; no es casual que los candidatos ganadores del MAS son elegidos por Evo y no por las bases sociales, porque teniendo a sus adeptos en la asamblea legislativa y en las gobernaciones controla el poder, si alguno de sus adeptos incluyendo a Luis Arce se quiere desligar de Morales le será difícil o imposible.

2. En la Argentina la asamblea legislativa es precedida por mandato constitucional por la vicepresidenta Cristina Kirchner, concentrando todo el poder (ejecutivo y legislativo) con un solo objetivo que es anular las causas judiciales que están en su contra por la corrupción que orquestó, además, el procurador de la nación lo quiere asignar ella, pero no lo ha podido por que en los cinco años de gobierno de Macri alcanzó el poder judicial una independencia que no goza Bolivia.

3. El libreto que Kirchner tiene en su mente se está aplicando cabalmente en Bolivia, porque cuando se dieron los resultados, resultando ganador nuevamente el MAS en el poder ejecutivo y legislativo, la justicia se volcó de nuevo al servicio del gobierno de Arce, además, el procurador de la nación asignado por el actual mandatario boliviano es el abogado personal de Evo Morales, demostrando que el expresidente está haciendo vida el dominio judicial que tanto anhela Cristina implementar en la Argentina.

Partiendo de lo antes planteado, las causas contra el expresidente y sus allegados fueron anuladas, resaltando que ese es un paso para lo que se pretende que es el dominio total del aparato del Estado (aquí sí vale ver a Venezuela) y pasar a la historia como un héroe que logró derrotar un golpe de estado que nunca sucedió, porque sencillamente fue un fraude que está sustentado desde los hechos, no desde el relato.



Comentarios