Opinión

Argentina va a las urnas y muestra sus preferencias

El Deber 11/8/2019 06:00

Escucha esta nota aquí

Primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias. Son las PASO, una especie de elección primaria que se realiza hoy en Argentina y que medirá la inclinación de los habitantes por alguno de los partidos políticos en carrera. El resultado será una muestra de lo que puede ocurrir el 27 de octubre cuando se realicen los comicios generales para definir la Presidencia por los próximos cinco años.

Se realizan en uno de los peores momentos de este país. Con una economía en recesión (-2,6% de crecimiento en 2018); con una inflación del 50%; 190.000 personas desempleadas al cierre del año pasado y una deuda externa abrumadora. De acuerdo con datos del Banco Mundial, la pobreza tiene una incidencia del 25,7 por ciento y el Producto Interno Bruto per cápita es de 12.370 dólares (menos que el de 2018).

El presidente Mauricio Macri busca la reelección y pelea para posicionarse mejor que su principal adversario, Alberto Fernández, que va acompañado por Cristina Fernández viuda de Kirchner en la postulación a la Vicepresidencia. El dúo peronista está mejor posicionado en las encuestas, pero el mandatario candidato le da batalla y todo puede ocurrir este domingo en las urnas.

Los electores intentan huir de la recesión económica, principal factor de rechazo a Mauricio Macri, pero también se espantan ante el regreso del ‘kirchnerismo’, ya que varios de los colaboradores de Néstor Kichner y Cristina Fernández están tras las rejas por acusaciones de corrupción. Ella misma tiene procesos abiertos y está arraigada.

Ambos están como favoritos en las preferencias electorales y lo más probable es que Macri o Fernández, uno de los dos, sea el próximo inquilino de la Casa Rosada, lo que obliga a repensar la situación de este país donde no se ha podido construir un nuevo liderazgo, diferente y esperanzador. Los argentinos tendrán que elegir entre dos postulantes cargados de cuestionamientos. Alberto Fernández fue ministro de Néstor Kirchner y aceptó ser el número uno de la postulación peronista, pero la imagen de la ex presidenta ha sido muy fuerte en la campaña y no se visualiza a él sin la poderosa influencia de ella.

Horas previas a la elección, las bolsas subieron un 8% mientras que seguía desplomándose el índice de riesgo país, en una Argentina que también vivió el efecto del auge económico internacional y cuya economía se fue desplomando a medida que el presidente Macri iba aprobando medidas de ajuste fiscal, las cuales fueron una condición del Fondo Monetario Internacional para aprobar dos créditos por más de 50.000 millones de dólares, solicitados como salvataje para la economía de esta nación.

La economía fue el eje central de la campaña, cargada de adjetivos y guerra sin cuartel entre los dos principales partidos. En el frente kirchnerista, la protagonista central fue Cristina Fernández, pese a que es candidata a vicepresidenta.

El resultado de las PASO definirá qué rumbo quieren los habitantes de este país, que son más de 40 millones de habitantes, que tiene el tercer PIB más importante del continente. Lo que ocurra en Argentina repercutirá en Bolivia, tanto porque el Gobierno nacional pretende que se apruebe su inclusión en el Mercosur, como porque esa nación es uno de los mercados más importantes para el gas boliviano y allá viven y trabajan cientos de miles de compatriotas.

Comentarios