Opinión

Asuntos pendientes en Santa Cruz de la Sierra

El Deber 6/3/2019 04:00

Escucha esta nota aquí

El pasado 26 de febrero se recordó el 458.º aniversario de la fundación de Santa Cruz de la Sierra. Ahora cabe señalar asuntos pendientes que tiene la capital oriental, y son muchos. Hoy reseñaremos solo los que requieren mayor atención en el corto plazo.

Tenemos la falta de conectividad con otras áreas metropolitanas y la inexistencia de coordinación institucional para apresurar obras en común. Tarde o temprano, se encuentren o se desencuentren intereses personales (casi siempre de menuda dimensión) la urbe cruceña será -de hecho ya lo es, pero en forma desordenada- un “Gran Santa Cruz”, al estilo del Gran Buenos Aires, del Gran Santiago de Chile o el Gran Nueva York, distritos enormes que agrupan varios municipios y donde cada ente coordina con el otro por el bien común del conglomerado. Y funcionan bien. Acá debe hacerse lo mismo y terminar con discusiones baladíes sobre puentes u otras repetitivas chicanerías.

El tema de los desechos es asignatura pendiente. Como obstáculos para hacer cambios se dice que hay problemas con el precio de la electricidad, la legislación vigente y hasta con ENDE. Pues bien, hay que resolverlos ipso facto. No puede ser que el “progreso” municipal cruceño en materia de basura sea el traslado de un vertedero a otro. Hay que seguir el ejemplo de urbes que desde hace años reciclan desperdicios y además los transforman en energía.

El caos vehicular es asunto candente. Santa Cruz de la Sierra se ha trabado por mano propia. Obstaculizan el tránsito el exceso de rotondas y la falta de mayores bocacalles abiertas al flujo vehicular; persiste el hasta ahora misterioso retraso en la aplicación de fotomultas y urge la necesidad de una gendarmería de tránsito especializada que dependa de la HAM, con autoridad para sancionar y con capacidad de vigilancia visual constante o motorizada. Existen más factores negativos a resolverse para que la circulación no sea caótica. Con el constante aumento de vehículos los problemas empeorarán si no se ejercen acciones.

Ordenamientos de mercados y retiro de ambulantes son tareas encomiables que deben continuar. En fin, hay otros asuntos pendientes que se pueden agregar y el espacio nos impide desarrollar. Esta simple muestra da la magnitud de lo que debe hacerse. Ya estamos atrasados con respecto a otras localidades, aunque alardeamos de nuestro “progreso”. Miami (EEUU) fue fundada en 1896 y la diferencia con nuestra ciudad -que ya se acerca al medio milenio de existencia- es abismal. No debemos cegarnos. Aún queda mucho por hacer en Santa Cruz de la Sierra y su periferia.