El Deber logo
19 de julio de 2017, 4:00 AM
19 de julio de 2017, 4:00 AM

Espectacular, impresionante, grandioso, único. Así describimos el estadio Santiago Bernabéu, en pleno centro de Madrid, España. Paso obligado de todo viajero es este palacio color cemento, de cielo abierto, con butacas para 85.000 aficionados cómodamente sentados. 

Escalerillas eléctricas nos elevan al quinto piso hasta alcanzar las nubes, tan blancas como la camisola del equipo mayor. “Siente cómo tus emociones entran en juego”, dice el eslogan cuando se abre el telón para miles de visitantes de todo el planeta, mostrando una panorámica donde se toca el cielo y se escucha el silencio. 

Este es un viaje audiovisual e interactivo a través de la historia del “mejor club del siglo XX” y la mayor colección de objetos y trofeos. La Sala de Sensaciones invita a cerrar los ojos para oír el latido blanco y el sonido del corazón madridista; allí podemos admirar los mejores jugadores de ayer y de hoy –sus jugadas y goles– en una gran pantalla táctil de 11 metros de largo, donde se dan a conocer todas las características técnicas de cada uno de los jugadores de la plantilla actual. Hasta se los puede ver interactuar entre ellos; el fotomontaje permite abrazar a tu jugador favorito. 

El terreno de juego es un espacio épico, digno de palpar, pues allí, desde hace 70 años, luchan, sienten y disfrutan las leyendas blancas. El palco presidencial es la zona más exclusiva, reservada para directivos, autoridades e invitados especiales. 

Los vestuarios son lugares mágicos por donde han pasado los legendarios del fútbol mundial; la sala de prensa permite posar en una imaginaria conferencia periodística con las expresiones más felices y emotivas que saltan desde los monitores y que disparan la adrenalina de los que esperan en fila.

Al final del tour llegamos a una tienda que nos impacta por la variedad de recuerdos con las imágenes de quienes disfrutamos, al otro lado del mundo, de la última copa ganada por el Real Madrid. 

Se cumple el eslogan de la entrada: nuestras emociones entraron en juego al caminar por el legendario Santiago Bernabéu, un símbolo que invita a imitarlo. 

Tags