El Deber logo
30 de agosto de 2017, 4:00 AM
30 de agosto de 2017, 4:00 AM

Basta de hacer política con el Tipnis. No se trata de quién visita ese parque, se trata de definir cuál será su futuro y el de sus habitantes. El trazado de la carretera entre Villa Tunari y San Ignacio de Moxos aún está en discusión y crece el número de voces que piden no partir en dos el área protegida, sino desviar la ruta para que afecte menos el ecosistema y beneficie más a las comunidades. El problema es que el debate se estanca en el ruido mediático de ida y vuelta. Los pobladores del Tipnis, de su área de influencia y del país merecen un análisis honesto y de fondo que permita confiar en que no habrá depredación y que se terminará la postergación de los pueblos indígenas.

La ATT prohíbe a Cotas dar internet gratis en parques y otros espacios abiertos. La insólita noticia va en sentido contrario a lo que ocurre en varios países del mundo. ¡Qué agradable y útil es llegar a una ciudad y tener wifi en la calle! En la era de las telecomunicaciones y cuando la tecnología avanza dando saltos, sorprende que el organismo regulador decida este tipo de vetos que solo perjudican a miles de usuarios. En lugar de decir ‘no se puede’, deberían obligar a todas las telefónicas a expandir la dotación sin costo de internet en plazas, escuelas y en todos los lugares donde sea posible.

Los pobres son los más afectados en las situaciones de desastre. En Houston están siendo golpeados por las inundaciones posteriores al huracán Harvey. Muchos de ellos son indocumentados y, además de las pérdidas materiales, temen ser deportados.

Tags