Opinión

cara a cara

El Deber logo
29 de octubre de 2017, 4:00 AM
29 de octubre de 2017, 4:00 AM
Mientras la Policía y el Ministerio Público intercambian acusaciones -¡faltaba más!- sobre la desaparición de ocho celulares que son clave en la investigación del caso, el exjefe de operaciones que, como en un  juego de niños, robó millones al Banco Unión (BUN), apunta a convertirse en ‘personaje del año’ en Bolivia. Juan Franz Pari Mamani apenas había terminado el bachillerato, pero tampoco necesitó título alguno para ascender hasta su jefatura en el BUN. Su perfil no es el de un delincuente común. Una sicóloga y un jefe policial lo han calificado como un ‘criminal perverso y único en el país’... aunque de lejos puede olfatearse la presencia de muchos otros Pari entre la podredumbre nacional.

Nicolás Maduro va por más en Venezuela. Entonado por su claro triunfo en los comicios de gobernadores y aprovechando la fractura de la oposición, ha convocado a la elección de alcaldes en diciembre “para que se entienda que en Venezuela solamente manda el pueblo”, según proclamó la presidenta del Parlamento instalado por el chavismo, sin siquiera percatarse de que las elecciones no son garantía de democracia ni resuelven las tensiones, la pobreza, la violencia y la corrupción que, entre otros males, aquejan a aquel país hermano.

La próxima celebración del Día de los 

Difuntos ha desvelado que en el municipio cruceño son más los cementerios ilegales (34) que los que tienen autorización para funcionar (18). Los primeros enfrentan problemas de superposición de tumbas, derecho propietario e invasión de espacios públicos. No hay paz ni para el descanso eterno. Es necesario poner las cosas en orden.
Tags