Opinión

... Cara a cara

El Deber logo
6 de julio de 2017, 4:00 AM
6 de julio de 2017, 4:00 AM
“¿Me arrugo?
, ¿me quedo quieto, o le meto?”, preguntó el alcalde Percy Fernández a representantes de sectores sociales y profesionales que respaldan su idea de ordenar el transporte y los mercados. Son los dos mayores dolores de cabeza de nuestra urbe, por la resistencia permanente, sobre todo de los micreros y los comerciantes, a los que les conviene el status quo para reinar en las calles. El sentido común nos dice que el alcalde tiene el respaldo mayoritario de los vecinos para que le meta de una vez por todas y para que no se arrugue ante el poder de movilización de choferes y gremialistas. Percy Fernández cuenta también con la legitimidad que le da el voto ciudadano para actuar por el bien común, afectado en este caso por intereses sectoriales. Así que muchos esperamos que el alcalde le meta sin arrugarse y respaldamos que por fin intente poner orden en la ciudad. 


Fue fácil
el examen tomado a los 95 candidatos al Tribunal Agroambiental y al Consejo de la Judicatura, según testigos. Aun así, los puntos no alcanzaron para los 21 que se aplazaron. Algunos incluso llegaron tarde a la prueba, lo que indica la falta de seriedad de ciertos profesionales. Alguien pidió que canal 7 televise las entrevistas que empiezan en las próximas horas para tener mayor transparencia. Mientras más público y abierto sea el proceso, mejor. Probablemente nos encontraremos con situaciones llamativas. 


Dos de los principales
procesados por las fallas que determinaron la tragedia de LaMia se defenderán desde fuera de la cárcel. Como era de esperar, algunos familiares de las víctimas están sorprendidos por la orden de liberación, a solo ocho meses del terrible siniestro. ¿Obtendrán justicia?, es la pregunta que ronda. 
Tags