Opinión

... Cara a cara

El Deber logo
26 de septiembre de 2017, 4:00 AM
26 de septiembre de 2017, 4:00 AM

Carlos D. Mesa ha insistido por Twitter en un mensaje al presidente que debe escuchar la voluntad del pueblo en el referéndum del 21-F. Respondió así a mensajes de Evo Morales, también por Twitter, en los que este destaca otra reelección y un cuarto mandato de Angela Merkel. Para el mandatario boliviano, los alemanes son sabios al apostar por la continuidad de la canciller sin reparar en ningún límite a la reelección, lo que es rechazado por Mesa, quien polariza así el escenario preelectoral, pese a haber aclarado que no tiene la intención de postularse a la Presidencia en 2019. Más allá de esta polémica, la nueva reelección de Merkel no tiene paralelismo jurídico con el caso boliviano, considerando que ningún referéndum limitó el mandato de la canciller alemana, como ocurrió aquí con Morales. Habría que preguntarle a la gobernante de Alemania si hipotéticamente hubiera candidateado en una situación en la que los ciudadanos de su país votaran contra su postulación a la reelección en un referéndum. Se supone que no. 

Casi al mismo tiempo en que Mesa tuiteaba reflexionando al presidente sobre el triunfo del No el 21-F, el vocero de la demanda marítima exponía ayer ante estudiantes y académicos de la Universidad de Harvard los argumentos ante la Corte de La Haya. Como otras veces, Mesa lo hizo con solvencia y sumó adhesiones a la posición boliviana en un escenario importante como es la academia estadounidense. En la misma conferencia respondió a varias preguntas de los participantes aclarando que es opositor a Evo pero eso no le impide apoyar una política de Estado. Buen paso en la estrategia comunicacional boliviana del asunto. 

Tags